VENADO TUERTO CUENTA CON SU PLAN LOCAL DE ACCIÓN CLIMÁTICA

A partir de un estudio elaborado en 2015 desde el área municipal EERR y Redes de Desarrollo Local, con una multiplicidad de aportes, la ciudad de Venado Tuerto dispone de un inventario de emisión de gases de efecto invernadero. El trabajo fue actualizado un año después y presentado a través de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (Ramcc) que Venado integra, ante el Programa Internacional de Cooperación Urbana de la Unión Europea y América latina, que promueve el intercambio de experiencias entre ciudades de ambos continentes.

En este marco, se presentó un programa de mitigación y adaptación al cambio climático, tomando como base el inventario de gases y las acciones ambientales posteriores, entre las que se cuentan aquellas actividades cotidianas que hacen a la forma de vida de la ciudadanía.

“Los gases contaminantes afectan la capa de ozono y hacen subir la temperatura en el planeta. En consecuencia, los municipios hacen su aporte y se comprometen a bajar esas emisiones, promoviendo una serie de acciones. Es un compromiso que están asumiendo el Municipio de Venado y la comunidad”, precisó el coordinador de EERR y Redes de Desarrollo Local, profesor Lorenzo Pérez.



Combustible y transporte

En el estudio de referencia aparecen en primer término combustible y transporte como fuertes generadores de gases contaminantes, y si bien no se registra el sector industrial dada su complejidad, sí se observan otras acciones, a las que deben sumarse el uso hogareño de productos químicos (aerosoles), con altos niveles de emisión.

Entre el conjunto de acciones a implementar -algunas ya están en marcha- pueden subrayarse el uso del transporte público y la bicicleta, la utilización de energía solar para electricidad o provisión de agua caliente, o el tratamiento adecuado de los desechos. En tal sentido, los proyectos de biomasa y biogás, el mayor uso de luces led en el alumbrado público o la planta de tratamiento de residuos, se anotan entre los puntos a favor.

“En base a los datos del informe de 2015 teníamos a 2014 más de 431 mil toneladas de dióxido de carbono, como emisión de gases de efecto invernadero. Es lo que Venado emite a la atmósfera, tanto la parte urbana como rural, que en el caso de la ganadería, con el uso de tecnologías como el feed lot, generan mucha emisión de dióxido de carbono, por el consumo alimenticio de los animales”, amplió Pérez.



De acá al 2030

El plan de mitigación comprende una proyección hasta el año 2030, y más allá de las acciones locales, se propondrá a la Provincia estimular con algún tipo de beneficio fiscal, para los casos de promoción de acciones. El antecedente es que una ordenanza municipal bonifica con descuentos sobre la TGI a las familias que utilicen un colector solar en su vivienda y superen cierto umbral de consumo global; y lo mismo hace con el DRI en aquellas empresas que produzcan bienes o servicios relacionados con las energías renovables.

“Si bien este plan de acción climática y mitigación responde a una iniciativa de la gestión municipal del intendente José Freyre, se podrá llevar a cabo si toda la comunidad de Venado Tuerto se compromete”, completó Pérez.