UGOLINI: “VEMOS UN FUERTE AUMENTO DE LA DEMANDA SOCIAL”


El Indec dio a conocer los datos de la Encuesta Permanente de Hogares que arrojó como resultado una escalada de la pobreza al 35,4 por ciento de la población al cierre del primer semestre de 2019, y de la indigencia, que alcanzó el 7,7 por ciento de los habitantes, en un contexto de aceleración de la inflación, recesión y pérdida de empleo formales. Estas cifras fueron recibidas con preocupación en la Municipalidad local, que viene haciendo grandes esfuerzos para atenuar el impacto en la ciudad. Según precisó la subsecretaria de Políticas Sociosanitarias, Silvia Ugolini, Venado estaría por debajo de estos números, aunque la demanda social es cada vez mayor y más variada, llegando incluso a tener solicitudes de nuevos vecinos que ya no logran cubrir las necesidades básicas.

"Es triste leer estos datos, sobre todo por el crecimiento exponencial de la pobreza entre los menores de 14 años, que pasó de 41,4 por ciento a 52,6 por ciento, es decir de 2,2 millones a 3,4 millones niños. Pero no nos sorprende, porque venimos viendo en el territorio cómo se deteriora la situación de las familias culpa de las políticas económicas del Gobierno nacional", manifestó la funcionaria, resaltando que estas medidas no sólo impactaron en los sectores más humildes, sino también en la clase media, que "es la que derrama, porque brinda trabajo, y que hoy perdió todo tipo de posibilidad", aseveró.

Ugolini consideró que "detrás de esos números" que se comunicaron en la jornada del lunes último "hay personas, familias, niños, adultos, que no sólo no pueden sostener un alquiler o los servicios, sino que sufren dificultades para cubrir necesidades básicas, como alimentos o medicamentos", destacando así la tarea de los movimientos sociales, instituciones y particulares que brindan colaboración para que el escenario no sea aún más grave.

Si bien la responsable de la cartera social del Municipio planteó que Venado Tuerto no está ajena a la realidad que vive todo el país, "tal vez los números (de pobreza) no alcancen a los de otras regiones o conglomerados más populosos, donde se ven reflejadas estas situaciones con mayor intensidad, de todos modos lo venimos marcando y hasta poniendo a disposición el Estado para acompañar a estas familias", aseveró. Y añadió: "Ver el contraste que hay en esta zona, que es una de las más ricas del país, es muy doloroso".

Para Ugolini lo más preocupante es "la pérdida de fuentes de empleo y la imposibilidad de muchas familias de llegar a fin de mes. Lo que nosotros hacemos desde Acción Social, que es una de las fortalezas de esta gestión municipal, no es más que un paliativo para que los vecinos la pasen un poco mejor. Los cambios que se requieren son más profundos, y están relacionados con el trabajo digno de los adultos y que los niños puedan comer en sus casas, con acceso a los medicamentos y demás", puntualizó.



Las nuevas demandas

Por otro lado, la funcionaria insistió con las nuevas demandas que van surgiendo en el Estado local, las cuales se incrementaron en este último tiempo. Una de ellas está relacionada con la dificultad de muchas familias de seguir pagando el alquiler y servicios como luz, gas o cloacas; a ello se le suma la demanda en el área de salud, y no sólo en atención médica, sino en medicamentos. "Estamos con un aumento de las solicitudes en el orden del 30 por ciento. A diferencia de lo que piensan muchos vecinos, que creen que la gente quiere vivir de planes o ayudas sociales, el principal pedido está relacionado con el trabajo para poder sostener por cuenta propia sus hogares", enfatizó.


FUENTE: DIARIO EL INFORME