TERCERA JORNADA DE CAPACITACIÓN DEL “PENSANDO COMO EMPRENDEDOR”

Este sábado se desarrolló en la sede de la Casa del Bicentenario la tercera jornada de asesoramiento “Pensando como emprendedor” en el marco del programa Capacitación para Emprender.

Esta actividad forma parte del programa Ciudades para Emprender, donde Venado Tuerto fue una de las 40 ciudades de todo el país beneficiada con fondos que transfiere la Nación a través del Ministerio de la Producción. Presenciaron parte del taller el secretario Coordinador de Gabinete, Agustín Ferrer y el director de Pymes, Empleo y Turismo, David Demarchi.

Hasta el momento se desarrollaron tres jornadas de capacitación bajo los títulos: “Pensando como emprendedor”; “Como creo y entrego valor”; “Los números de tu emprendimiento” y la última jornada, que será el sábado 6 de julio, con una presentación final de cada proyecto elaborado por los cursantes.

“Este es un taller que estamos haciendo que se llama ‘Pensando como emprendedor’, y la de este sábado fue la tercera jornada de cuatro, y el sábado que viene haremos la cuarta que consiste en la presentación de un elevetor pitch. Con todo lo que vimos hasta el momento cada emprendedor ya tiene las herramientas necesarias para poder llevar adelante su emprendimiento de una manera más formal y presentarse ante un posible inversor”, explicó la licenciada en relaciones públicas y entrenadora de emprendedores Luciana Orgaz, integrante del programa Academia Argentina Emprende, del Ministerio de Producción de la Nación.

Cada capacitación tuvo un promedio de 50 participantes, los cuales en su mayoría “ya tienen sus proyectos en marcha, pero les faltaban estas herramientas y por lo que venimos escuchando a todos les sirven estos talleres para formalizar su emprendimiento y, en el caso de lo que vimos hoy, tener números firmes sobre los costos y los beneficios que se pueden obtener”, detalló Orgaz.

La última jornada de “Pensando como emprendedor” será el sábado próximo, en la Casa del Bicentenario, a partir de las 9, “donde haremos un cierre, se entregarán los certificados y cada emprendedor presentará su proyecto y tendrá que esmerarse porque habrá personas externas que pensarán como inversores y decidirán en qué proyecto pondrían dinero. La idea es poner en tiempo real el contacto emprendedor-inversor”, concluyó la capacitadora.