SE RECOLECTARON MÁS DE 20 MIL LITROS DE  ACEITES VEGETALES USADOS


Durante el primer semestre del año en curso, se han recolectado más de 14 mil litros de Aceites Vegetales Usados (AVUs), y desde la implementación del programa, en diciembre de 2012, se recolectaron a la fecha más de 193 mil litros.

Los datos se desprenden de un informe elaborado por el área municipal de Energías Renovables y Redes de Desarrollo Local, a cargo del profesor Lorenzo Pérez, como resumen de este programa que actualmente cuenta con 59 generadores en la ciudad.

Estos aceites provienen de bares, restaurantes, rotiserías, parrillas, estaciones de servicio, comedores, pizzerías, braserías, carritos, servicios de catering, hoteles, supermercados y otros locales comerciales vinculados a la actividad gastronómica.

El sistema de recolección, como primera etapa, se dirigió a los grandes generadores, a los que se les otorga un bidón para recolectar los AVUs y una oblea identificatoria, coordinando con ellos la frecuencia de retiro de acuerdo a la actividad gastronómica.

“Este programa que implementamos a fines de 2012 comenzó con 33 generadores, hoy tenemos 59. Se han mejorado notoriamente los aspectos higiénicos desde su instrumentación, logrando recorridos quincenales y un registro que nos permite tener acceso inmediato a la información sobre el funcionamiento del sistema de recolección”, reseñó Pérez.

El balance indica que en el periodo diciembre 2012 a diciembre de 2018, se han recolectado casi 173 mil litros de AVUs, con un pico en 2016 de casi 42 mil litros.

Durante el primer semestre de 2019 se recolectaron 14 mil litros y más de 6 mil en los meses de julio y agosto, lo cual totaliza más de 20 mil litros de AVUs.



El convenio

Cabe recordar que el Municipio de Venado firmó un convenio a fines de 2012 con la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medioambientales (FIEM), que incorporaba a la ciudad al Programa de Recolección de los Aceites Vegetales Usados (AVUs). El convenio tenía como fin implementar la recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de los AVUs, destinados a la producción de biodiesel en el ámbito de la provincia, dando cumplimiento al mismo tiempo a la ordenanza local 4159/12.
El convenio estipulaba el trabajo conjunto de las partes para la implementación del Progreco (Programa Ecológico), con el fin de formalizar el sistema de recolección de AVUs para la elaboración de bioenergía y llevar a cabo las campañas de concientización necesarias.
Además, las partes se comprometían a desarrollar capacitación y concientización, sistema de recolección, trazabilidad; e información vinculada a toda alteración al medio ambiente (impacto en las cañerías) y la salud alimentaria por mal uso en las prácticas de frituras.