SE PREPARA PARA EL PRIMER CONGRESO NACIONAL DE LA SEMILLA

Las entidades públicas y privadas que conformaron el Paseo de la Semilla, en su cuarta edición, sentaron las bases para que en septiembre de 2019 la ciudad sea sede del primer Congreso Nacional de la Semilla, un corolario casi natural para una labor conjunta iniciada en 2015 e incluso antes desde el Clúster de la Semilla.

El espacio que se presentó en todo su esplendor en la última edición de ExpoVenado, es fiel reflejo de la potencialidad del sector semillero, transmitiendo a la comunidad en la cual se inserta su forma de trabajo y producción, pero también sus valores y principios, sin soslayar los componentes didácticos y educativos.

“Como todo proyecto que va avanzando, este año logramos plasmar aquel concepto que habíamos ideado años atrás, donde pudimos ubicar en un mismo lugar a todas las instituciones participantes, las empresas y el sector educativo”, remarcó Jorge Canatta, en representación de la anfitriona Sociedad Rural Venado Tuerto, durante una rueda de prensa conjunta de referentes de todas las entidades.

En efecto, durante la última jornada de ExpoVenado 2018, los representantes de todas las instituciones que conformaron el Paseo de la Semilla eligieron la sala de administración de la Rural para trazar un balance.

Entre ellos, Carolina Merlo, de Syngenta, puso el foco en “un equipo de trabajo maravilloso, donde hubo gran interacción”. En tanto Vanesa Raposo, de la Subsecretaría de Educación y Cultura municipal, mostró su grata impresión “por el trabajo conjunto con los semilleros, todo lo cual se vio reflejado en el Paseo de la Semilla”.



Las buenas prácticas

Uno de los ejes de trabajo de la mesa semillera es la difusión de las buenas prácticas agrícolas, y en tal sentido el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la IV Circunscripción (Ciasfe 4) tuvo a su cargo ante buen marco de público una jornada de concientización que se realizó el 17 de agosto en el salón Capisano de la Rural.

Sobre el particular, Carolina Marder, en nombre del Ciasfe 4, subrayó: “Hubo gran convocatoria de gente, que se acercó para preguntar sobre nuestra entidad. Nos pone contentos que la gente siga contratando profesionales matriculados y enmarcados en la ley”.

Otra buena práctica digna de promoción es el emprendimiento huertero, donde el INTA tiene mucho que decir. Como bien describió Ignacio Huerga, del INTA-AER Venado Tuerto, “hubo dos aspectos que son importantes resaltar, el proceso previo de organización, donde visitamos semilleros y vimos las formas de trabajo, pero además tuvimos en el Paseo de la Semilla mucha gente que nos consultó sobre cómo volver a producir sus alimentos, a tener una huerta, el hecho de volver a plantar una semilla y luego tener comida en la mesa”.

Axel Simko, por Seeds Energy, habló en nombre del proyecto de inversión en energías limpias que impulsa su firma en Venado: “Estamos insertándonos para producir biogás y fertilizantes orgánicos a partir de los subproductos de la industria semillera. Miramos el futuro con mucho optimismo para crecer todos juntos, a la par, de una manera sustentable y sostenida”.



Una fiesta nacional

Laura Gabusi, por Sociedad Rural Venado Tuerto, priorizó en la reseña la consolidación “de un grupo de trabajo muy lindo. Tuvimos gran apoyo de los semilleros y gracias a eso el Paseo de la Semilla pudo mostrarse como lo hizo este año. La ciudad tiene la Fiesta Nacional de la Semilla, algo que no debemos perder”, dijo, para luego ponderar la presentación de una cartilla educativa sobre la historia de la agricultura y de los cultivos en el país, con textos desarrollados a partir de manuscritos aportados por el Ing. Delmo Gallo, ex presidente de SRVT (1995-1997).

“El Congreso de la Semilla nos genera gran expectativa, y esperamos una gran participación de todos los semilleros. Queremos que esta industria argentina siga creciendo, para que nuestro país prospere”, abundó Sergio Holm, de A&K.

En la misma senda, Germán Parodi, de Tecno Seeds, aseveró: “Fue increíble el crecimiento del Paseo, donde entre todos pudimos cultivar a los niños en el conocimiento de la industria semillera y su actividad”.


Armonía de grupo

Como no podía ser de otro modo, el epílogo corrió por cuenta del profesor Lorenzo Pérez, alma mater del proyecto y coordinador de la mesa semillera: “Este fue un trabajo intenso, porque no es fácil ir articulando distintas empresas e instituciones, aunque aquí hubo armonía de grupo y respeto mutuo en la comunidad de intereses, lo cual hizo todo sencillo. El Municipio me da todas las facultades para desarrollar este proyecto y Sociedad Rural me permite trabajar con toda libertad, es un privilegio tener esta posibilidad que brindan estas dos instituciones, desde lo público y lo privado”.

A modo de conclusión, el coordinador de EERR y Redes de Desarrollo Local propuso gestionar el derecho de patente tanto del Paseo de la Semilla como del primer Congreso Nacional, pensando en que esta experiencia de articulación interinstitucional bien merece perdurar en el tiempo, más allá de los actuales actores.