SE LANZA LICITACIÓN PARA CONTINUAR CON LAS OBRAS EN EL CENTRO CULTURAL

El secretario de Obras Públicas, Pablo Rada, anunció la inminente concreción del llamado a licitación para la refacción del Centro Cultural Municipal, que se encuentra cerrado por los daños estructurales que sufrió producto del hundimiento en varios sectores, principalmente en el frente. Los trabajos consistirán en la remodelación del emblemático edificio que demandará una inversión de cuatro millones de pesos.

Cabe destacar que será la segunda etapa del proyecto de recuperación del Centro Cultural, donde la primera, que consistía en la submuración, ya fue terminada tiempo atrás. Si bien el edificio ya estaba en condiciones desde hace varios meses para avanzar en este nuevo tramo de obra, hubo demoras, sobre todo en la concreción del proyecto final, para el cual se contó con el apoyo de los colegios de profesionales locales, tanto de Arquitectos, como de Ingenieros.

"En pocos días se hará el llamado a licitación para esta segunda etapa de refacción del Centro Cultural, y así resolver la totalidad de la obra estructural y empezar a remodelar el hall principal, la sala Borges y la adaptación de los baños para personas con movilidad reducida", señaló Rada, resaltando que la financiación de esta obra está prevista a través del Plan de Obras Menores 2017 y 2018, pero en principio se utilizará una parte del remanente de la venta del lote de 9 de Julio y Belgrano para poder avanzar rápidamente.

Asimismo, y "en la medida que lleguen los fondos provinciales, se puede cambiar el destino o avanzar sobre otras obras que requiere el Centro Cultural, como la modificación de la iluminación a tecnología LED o el sector de palcos. Siempre hay cosas para hacer, pero apuntamos a lo más urgente para poder habilitarlo", señaló el funcionario.


El trabajo más complejo por realizar es la estructura metálica para el refuerzo de la sala Pedroni, que se ejecuta por debajo, es decir en el techo de la sala Borges. "Estamos terminando de armar el pliego sobre cuestiones de seguridad vinculadas a la instalación eléctrica -tenemos un consejo consultor sobre el tema-, y luego llamaremos a licitación pública. El intendente es el más apurado y seguramente en la primera semana de febrero lo estaremos haciendo para terminar en un lapso de cuatro a seis meses. Dependiendo de la llegada del dinero, haremos el otro llamado de manera simultánea", enfatizó Rada.