Reuniones en la Rosada para habilitar nuevos "voceros"

Mientras busca estabilizar la economía para poder encarar con "cierta normalidad" la campaña electoral que comenzará en 10 días, el gobierno convocó ayer a un grupo de diputados y senadores con el fin bajar trazar nuevas estrategias de comunicación y abrir nuevos "voceros" para mostrarse "solidarios" ante las nuevas demandas de la sociedad y, eventualmente, confrontar con el Frente de Todos y, así, evitar que sea Mauricio Macri el que ingrese en esa dinámica que termina por disparar la incertidumbre de los mercados.

En Casa Rosadase produjeron distintas reuniones y varios dirigentes históricos del PRO desfilaron por los pasillos del palacio gubernamental. Más allá del ímpetu que intentó darle el oficialismo a la campaña rumbo a las elecciones generales, que comenzará formalmente el 7 de septiembre, la estrategia es dar gobernabilidad al presidente Macri y tratar de atravesar la crisis. En privado, casi ningún dirigente admite la posibilidad de revertir el resultado más luego de observar los números del escrutinio definitivo que ampliaron la ventaja de Alberto Fernández (a 17 puntos) respecto al presidente.

"Esto es día a día hasta el 27 de octubre. Si nosotros levantamos la cabeza, (desde el Frente de Todos) se endurecen como hicieron el lunes con el supuesto vacío de poder que les manifestó el FMI y se distorsiona todo", reconoció una calificada fuente oficial consultada que, sin embargo, se mostró disconforme por los diferentes canales de comunicación que ahora habilita el Ejecutivo: ayer la diputada Elisa Carrió criticó duro al kirchnerismo contrastando con el mensaje más conciliador que había dado el presidente en un acto en Tandanor solo unas horas antes.

DIARIOPOPULAR.COM.AR