Relanzan la temporada de pesca en Melincué con más servicios y controles

Con el apoyo y la presencia de Martín Bulos (Secretario de Turismo de la Provincia) y de Claudia Rosenthal (Directora de Turismo de la Provincia y vecina de Melincué), la Comuna de Melincué presentó oficialmente el equipo de guarda faunas y relanzó la temporada de pesca, con más controles y servicios sobre la laguna de Melincué.


El nuevo esquema de servicios, que se irá poniendo en marcha paulatinamente, incluirán baños químicos, muelles y 6 guarda faunas que patrullarán las 24hs, tanto la costa desde la propia Melincué, como desde otras localidades. Las innovaciones también incluyen un registro de usuarios de los recursos de la laguna (guías de turismo, baqueanos, empresas de turismo, etc), el otorgamiento de carnets para desempeñar actividades lucrativas en el espejo de agua; como así también un control estricto del número de piezas pescadas y el tamaño.

La fuerte apuesta a la preservación del recurso pesquero y de los recursos naturales, quizás tenga como medida emblemática la entrega, a cada embarcación, de una bolsa de residuos que obligatoriamente los pescadores deberán entregar a los guarda-faunas, al finalizar la jornada de pesca y retirar las embarcaciones.

Más controles sobre empresas que trabajan de la pesca y el turismo

“El presidente comunal fue muy claro al trazar los objetivos para nuestra área: más servicios, más controles, más seguridad. Jerarquizar la actividad turística que gira entorno a la pesca. Ir dejando cada vez más atrás la época de la improvisación. El perfil turístico de Melincué es una política de estado. Tenemos que ser cada vez más serios”, señaló el coordinador de pesca, turismo y deporte Mario Sacchetto.

Sacchetto remarcó que “siempre se dijo que había guarda faunas, pero la realidad es que trabajaban sin planificación, no cumplían horario, no estaba especificada su labor. La función no era la que se tenía que cumplir”.

En este sentido describió: “lo que hicimos nosotros fue conformar un grupo que integran algunos trabajadores de la comuna y personas que se dedicaban a actividades vinculadas a la pesca; y establecer una estrategia de trabajo donde están bien definidos los objetivos, las actividades, las metodologías”.


A los guarda-fauna le “brindamos capacitación y le pusimos fin a la cuestión ad honorem. Nuestra laguna es una parte central de la forma en que nos imaginamos el futuro y el presente de nuestro pueblo, por lo que queremos poder exigirles a nuestros colaboradores eficiencia y entrega. Para nosotros el trabajo de un guarda fauna no es un hobby, es un trabajo serio. Es nuestra apuesta al desarrollo del pueblo, preservando el recurso natural de manera estratégica”, enfatizó.

Los guarda-faunas de la laguna de Melincué recibieron capacitación en primeros auxilios, y un próximo paso será la capacitación con Prefectura Naval Argentina, para que los operadores también cuenten con instrucción para navegar. “Van a trabajar en horarios permanentes, incluyendo recorridas nocturnas. Trabajarán en conexión con las fuerzas de seguridad, a fin de combatir de la manera más eficiente posible la pesca furtiva y la depredación del recurso natural”, detalló Sacchetto. Agregando “hay mucha gente que está sacando provecho de los recursos naturales y que no solo no deja nada en Melincué, sino que además lo hace irresponsablemente. Eso no puede suceder. El recurso natural es del pueblo”.


Obligación de entregar la basura generada al término de la jornada

Esta reestructuración de la actividad turística vinculada a la pesca tiende esencialmente a la preservación del medio ambiente, y al desarrollo local “en armonía con los recursos naturales”. Para ello el control y el registro se vuelven estratégicos. “Todo aquel que venga a la laguna con embarcaciones deberá tener un carnet habilitante. Para ello deberá consignar en el edificio comunal cuántas embarcaciones tiene, si tiene personal trabajando. Más que nada los guías. Todos lo que tengan alguna actividad lucrativa vinculada a la explotación de la laguna deberán registrarse en la comuna”.


Muestra de ello es, incluso, la decisión de transformar en obligatoria la devolución de los residuos que se generan en la estadía de pesca en la laguna.

Para el control de la pesca se montarán muelles sobre la ruta 90 para la bajada de lanchas, se colocarán baños químicos, y se realizará control de la cantidad de piezas en cada lancha y el tamaño de las mismas. “Vamos a entregarle a cada guía o a cada embarcación una bolsa de residuos que deberán entregar cuando saquen la lancha de la laguna, antes de retirarse”, describió Sacchetto.


Este equipo de guarda faunas, además, controlarán que todas las embarcaciones estén equipadas con salvavidas, medio de comunicación los demás elementos que son obligatorios para las embarcaciones según la legislación vigente.



Desde la comuna de Melincué dejan a disposición el contacto del coordinador de pesca, turismo y deporte Mario Sacchetto para zanjar todo tipo de dudas sobre este tema: 03465 15442478