ROMA ANUNCIÓ EL INICIO DEL CICLO 2018 EN LOS JARDINES MUNICIPALES

El subsecretario de Educación y Cultura, Sebastián Roma, anunció que el lunes 26 de febrero comenzarán las reuniones de padres previas al periodo de adaptación de los niños a los jardines municipales, lo cual marcará el inicio del ciclo lectivo.

En rueda de prensa, confió que “este año hemos tenido un aumento enorme de la demanda, que no solo responde a la situación económica en general sino a la visibilidad que van teniendo nuestros jardines”.

Roma aprovechó para pedir “disculpas” por aquella demanda que no podrá ser satisfecha al verse colmada “la capacidad real” de los espacios. Y aseveró que el criterio de ingreso “está fundamentado”; por lo tanto, “toda familia que tenga alguna duda respecto a nuestras decisiones podrá venir a consultarnos”.

En el caso de los dos nuevos jardines maternales que se suman este año, en los barrios Norte y Ciudad Nueva, serán habilitados “probablemente una semana más tarde”, y recién “cuando tengamos la certeza de la finalización de las obras”.

“Queremos tener la tranquilidad de que todo funciona bien. La gente de esos barrios debe estar tranquila y nosotros les vamos a ir avisando”, acotó.

Otro dato de relevancia es que se habilitará una lista de espera “para aquellas familias cuyos hijos no hayan ingresado ya para comenzar el ciclo lectivo, a quienes se les ofrecerá poder ocupar un lugar en aquellas salas que vayamos abriendo en los nuevos jardines, una posibilidad que tenemos prevista”.

“Es imposible que una docente pueda trabajar bien en una sala con muchos chicos, por eso damos la chance para aquellas familias que tal vez no pudieron inscribir a sus hijos en el jardín que querían. Queremos no solo brindar un espacio sino una educación de calidad. A veces reorientamos a algunos niños en otros jardines, aunque queda a decisión de la familia aceptarlo”, remarcó Roma.

El Municipio ofrecerá salas de bebés, uno, dos y tres años, la última definida como prioritaria. Los ingresos a salas de bebés, uno y dos años tienen como criterio priorizar a aquellas madres que trabajan, y que no tienen dónde dejar a sus niños.

“Un gran cupo es ocupado por las derivaciones que tenemos de los equipos sociosanitarios de los diferentes barrios, más otro cupo asignado a algunas instituciones con las que trabajamos muy bien”, precisó la TS Sandra Quinteros, de Educación municipal, quien aclaró que “el año pasado estábamos cerca de los 300 alumnos y este año lo superamos ampliamente entre todos los jardines”.

“Cada año la demanda crece más”, afirmó la profesional.

Junto a Roma y Quinteros participó del anuncio la docente Evangelina Ilari.