RECOMENDACIONES PARA EVITAR SER VÍCTIMA DE UN SECUESTRO VIRTUAL

La Dirección de Prevención Comunitaria junto a la Policía de Investigaciones de Santa Fe (PDI) brindan información para evitar el llamado "secuestro virtual". Es una modalidad delictiva que consistente en obtener dinero de una persona a quien se le hace creer, mediante una llamada telefónica, que alguien de su entorno se encuentra secuestrado, o tuvo un accidente de tránsito, o sufrió un robo o algún hecho violento.


Durante la llamada:

-No siempre dan el nombre exacto de su familiar: suelen decir `tenemos a tu hijo/nieto´ o nombra algún pariente.

-Se escucha una voz similar al de su familiar que: llora, grita, pide auxilio, usando palabras genéricas como mami, papá, tía, abuela.

-Piden no dar aviso a la policía, ni cortar la comunicación.

-Exigen dinero, joyas, objetos de valor, argumentando que conocen su existencia.

-Se hacen pasar por policías, médicos, amigos o secuestradores.


Tener en cuenta

-Mantener la calma: jugar con la desesperación de la víctima es el primer y más importante paso para los delincuentes.

-Aportar un nombre falso: si un desconocido pregunta el nombre de un familiar que estaría supuestamente accidentado.

-No brindar ningún dato o información personal o de algún miembro de su familia a la persona que lo está llamando.

-Tratar de ubicar al familiar: debe ubicar rápidamente al familiar para saber si está secuestrado. Pedir tiempo a los supuestos secuestradores. Tenga en cuenta que ante una emergencia la Policía le comunica el hecho personalmente, o le solicita que se acerque a la sede policial.

-Comunicarse de inmediato con el 911 o al 101: el personal policial puede ofrecer asesoramiento y contención adecuada.

-Formule la denuncia en la unidad policial o al Ministerio Público de la Acusación (MPA): muchas personas, por vergüenza o por no molestarse, no concurren a hacer las denuncias de los hechos delictivos que los perjudicaran, cuando con ello además de permitir identificar y detener a los extorsionadores, podrían evitar que otros resultaren víctimas de tales delitos.