¿Para qué derrochar energía cuando es escasa en todas partes del mundo?


Cuidar la energía en nuestros hogares es una tarea que está al alcance de todos nosotros: tan solo debemos realizar pequeñas modificaciones en nuestros hábitos diarios.
Si estás por comprar una heladera, te recomendamos adquirir un equipo del tamaño que mejor se adapte a tus necesidades.
No se deben introducir elementos calientes en la heladera porque se consume más energía para enfriarlos.
Abrir la heladera el menor tiempo posible. Cada vez que se abre pierde temperatura, y recuperar esos valores genera más gasto de energía.
Limpiar, al menos una vez por año, la parte trasera del equipo.
Su etiquetado es obligatorio y actualmente el mínimo de eficiencia es la letra B.
Es conveniente elegir un equipo de etiquetado superior, que será mas caro, pero se compensará con el ahorro de energía.
Siguiendo estos pasos, mejorarás tus hábitos de consumo energético.
COOPERATIVA ELECTRICA DE VENADO TUERTO
Buenas prácticas para un uso responsable de la energía.