PROCEDIMIENTO Y SANCIONES ANTE DETECCIÓN DE FIESTAS CLANDESTINAS

La jueza del Tribunal de Faltas, Janina Ferreyra, junto al director de Inspección General, Javier Álvarez, y el director de Prevención Comunitaria, Homero Domínguez de Soto, dieron a conocer cuáles son los procedimientos que el Municipio lleva a cabo ante la detección de fiestas clandestinas.

“Si bien durante todo el año se controla que no se realice este tipo de eventos, estas fechas de festejos se prestan para la generación de manera más frecuente”, manifestó Ferreyra y sostuvo que “la idea es dar a conocer con qué herramientas cuenta el Municipio para trabajar en relación a dar cumplimiento a la ordenanza y las sanciones que tienen”.

Seguidamente, la jueza comentó que “la ordenanza que tiene prevista la prohibición de las fiestas clandestinas, apunta a aquellas reuniones a las que asisten una cantidad determinada de personas y en las que la contraprestación que se hace para el ingreso, puede ser en dinero o alguna bebida alcohólica o algo para consumir”, especificó.

“Además de esa contraprestación, estos eventos van acompañados de una serie de cuestiones que nosotros conocemos, como es la música a un volumen determinado, luces, publicaciones a través de las redes sociales, entre otros elementos”, aclaró.


Sanciones

Por otra parte, Ferreyra señaló que, en caso de detectarse una fiesta clandestina, la ordenanza tiene prevista sólo la pena de multa económica, que está sujeta en unidades fijas y va acorde al valor de la nafta.

“En este caso, el mínimo de una multa está en 4 mil unidades fijas, es decir que hablamos de alrededor de 160 mil pesos, monto que puede variar cuando se haga efectiva la sentencia, en cuanto al valor de la unidad fija en ese momento”, puntualizó.



Procedimiento

A su vez, la jueza de Faltas explicó la modalidad de trabajo ante la detección de este tipo de eventos e indicó que el Municipio cuenta con un protocolo que se realiza en conjunto con otras áreas y a veces con las fuerzas de seguridad de la ciudad.

“Se hace un trabajo minucioso de investigación y seguimiento, casi de hormiga, sobre todo cuando se hacen promociones a través de redes sociales y se constata que es un evento clandestino. Se llega al lugar, se realiza el acta de infracción, se eleva al Tribunal de Faltas y comienza un procedimiento administrativo común a casi todas las infracciones, en este caso a las ordenanzas municipales. Finaliza este procedimiento con una sentencia que fija un monto en dinero y que nosotros le sumamos un paso posterior que si bien excede el Tribunal de Faltas tiene que ver con el Municipio, que es ejecutar la multa sobre el inmueble donde se constató que se realizó el evento”, detalló.

“Esta última medida es para que no caiga en saco roto todo el trabajo que se hace, porque si bien la multa es una sanción que está prevista desde el Código de Faltas en casi todas las ordenanzas municipales, muchas veces la gente regulariza su situación y después hace otro evento en el mismo lugar o en otro espacio”, definió.

“Quien quiera intentar hacer algún tipo de fiesta clandestina, debe tener conocimiento que el inmueble queda afectado a la ejecución posterior de la multa”, amplió.