ORDENANZA DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA SALDRÁ POR CONSENSO

El secretario de Gobierno, Jorge Lagna, se reunió con los concejales para debatir sobre la ordenanza de Acceso a la Información Pública que fuera aprobada en forma unánime por el Legislativo y posteriormente vetada por el Ejecutivo. A pesar de los cruces que generó esta situación entre la autora del proyecto, Viviana Downes, y la Intendencia, ayer hubo un principio de acuerdo y se pondrán a trabajar ambos poderes municipales en la confección de una nueva ordenanza.
“Esta reunión la tendríamos que haber tenido antes, pero no es cuestión de echarnos culpas de una a otra parte. Antes de salir la ordenanza y los vetos tendríamos que haberlo hablado. Lo importante es que hemos llegado a algunos acuerdos, coincidimos en que todo aquello que sea para mejorar los sistemas de información pública son válidos, sobre todo contemplando la cuestión informática”, sintetizó Lagna tras el encuentro.

El funcionario aseveró que en la Municipalidad el sistema de Acceso a la Información Pública que está vigente “funciona sin problemas, no hubo quejas al respecto porque cualquier ciudadano que requiere una información se presenta en Mesa de Entradas, llena un formulario y luego pasa a Asuntos Jurídicos o al área que corresponda para dar respuesta”.

También aseguró que la intención de Downes y de su bloque fue “adaptar una ley nacional de reciente formulación a una ordenanza. El problema es que esa ley estaba programada para 40 millones de habitantes, un montón de organismos y miles de funcionarios, y no para una ciudad de menos de 100 mil habitantes que tiene 10 concejales”.

Por eso desde el Ejecutivo decidieron vetarla, objetando además que se contemplaba la creación de una Agencia de Información Pública “que generaba cargos con rango de subsecretaría, con presupuesto propio y más empleados. En el contexto que vivimos nos parecía desatinado generar más empleo público cuando estamos padeciendo recortes la provincia y los municipios”.

Un organismo acorde

En este contexto, Lagna aseguró: “Se acordó que vamos a presentar una propuesta unificada, en lo posible, haciendo un organismo mucho más acorde a estos tiempos, que no genere una erogación grande del Municipio. Además, desde el Ejecutivo vamos a revisar punto por punto cuáles son las posiciones de esta ordenanza que colisionan con leyes provinciales y por ende serían inconstitucionales. Eso lo va a hacer con nuestro asesor externo en Derecho Administrativo”, precisó.

Una vez que reúnan esa información, volverán a reunirse para conciliar un texto, “que es lo que debió ocurrir desde un comienzo. Lo bueno es que los concejales tuvieron la predisposición de entablar este diálogo y no insistir con la ordenanza anterior. Esta reunión la pidió el intendente para llegar a un acuerdo y el Concejo accedió para trabajar en una nueva normativa”, completó.

FUENTE: DIARIO EL INFORME