NO VAMOS A HACERLES PAGAR A LOS JUBILADOS MUNICIPALES EL AJUSTE DE IAPOS

La compleja situación que atraviesa la obra social Iapos, la más grande de la provincia, tuvo un round más la última semana en la Legislatura; tras una serie de negociaciones contrarreloj se logró revertir la pretensión del Gobierno provincial, plasmada en la Ley de Presupuesto, para cobrarles a las cajas municipales un 3 por ciento más de aportes, destinado a paliar el déficit de la obra social.

En estas negociaciones tuvo un rol protagónico el secretario de Gobierno, Jorge Lagna, como representante del Ejecutivo local ante el directorio del IMPS, una de las cajas municipales que resultarían con riesgo de desfinanciamiento.

“Logramos que se eliminara el artículo de la Ley de Presupuesto que pretendía retener a los municipios ese porcentaje de la coparticipación. Obtuvimos muy buena acogida de los legisladores y eso hizo que el Gobierno provincial aceptara eliminar ese artículo que pretendía que los jubilados municipales financiaran el Iapos”, narró Lagna.

El funcionario confió que “fue muy difícil hallar la solución a este problema. Iapos está en una situación compleja pero era arbitrario que el déficit lo soportaran las cajas municipales, que en nuestro caso está equilibrada y paga en término, con un gran esfuerzo del IMPS y de la Intendencia”.


Buenas y malas reformas

En un contexto mayor, Lagna aseveró: “Siempre tenemos que estar haciendo reformas, porque más allá del pacto con el FMI, el Gobierno nacional va hacia una reforma (previsional) a la baja. La idea es igualar para abajo, cuando sabemos que las reformas son buenas si tienden a mejorar la situación de los jubilados”.

No obstante lo resuelto, el secretario de Gobierno alertó que “el año que viene se volverá a discutir qué hacemos con el Iapos, pero no le vamos a hacer pagar el ajuste a los jubilados municipales. Esta obra social de miles de santafesinos siempre anduvo bien pero ahora tiene problemas, como deben tenerlos otras obras sociales por este proceso inflacionario”.

Vale recordar que la Caja municipal paga a sus beneficiarios el 82 por ciento, pese a que la proporción es de 2,5 activos por pasivo, cuando el equilibrio previsional viable es de cuatro aportantes por cada pasivo.