MÁS JÓVENES SE CONVOCAN A PRACTICAR Y CONOCER EL  FÚTBOL FEMENINO

Aunque su crecimiento más notable se haya producido en las últimas décadas, el fútbol femenino tiene unas raíces tan profundas como las del masculino: su primer partido oficial se disputó el 23 de marzo de 1895.

En Venado Tuerto esta disciplina ha ganado fuertemente adeptas, apoyada en los últimos tiempos por la Dirección de Deportes de la Municipalidad, a cargo de Alberto Hornstein, acompañado en la cruzada por otra transgresora la árbitro Julia Villalba, quien suma a los partidos la presencia de sus alumnos, que aprovechan para conocer a través de las prácticas los secretos del arbitraje.

“Desde hace tiempo recibimos la inquietud de chicas que participaban en equipos de fútbol femenino, pero con muchas carencias, sin espacios donde practicar. Así que de a poco nos fuimos juntando y empezamos a organizarnos con la perspectiva de que podíamos contener a un par de equipos, sin embargo, grande fue la sorpresa al ver la cantidad de mujeres que querían participar en la práctica y el juego. Es así que hoy tenemos once equipos regulares con gente de Venado, y también se acercan grupos de localidades vecinas a participar de nuestros torneos amistosos”, resumió Hornstein.

El director de Deportes señaló que el acompañamiento apunta a la compra de indumentaria, a encontrar espacios en algunos clubes para las prácticas, con el objetivo de armar una pre-liga. “Las chicas van organizándose y entendiendo que ya tienen que dejar de lado el fulbito callejero para incluirse y conocer las reglas básicas del juego, lo que sin dudas les permitirá obtener una mejor convivencia entre los distintos equipos y que la rivalidad se vea sólo en la cancha”, puntualizó.

En la misma línea señaló que también están armando un reglamento interno para ofrecer una amplia participación, pero dentro de las normas deportivas.

“Es muy confortable verlas los domingos en una cancha, muchas acompañadas por sus familiares, jugar con muchas ganas y entusiasmo. Hoy estamos organizando partidos cada 15 días y vemos como esperan ansiosas estos encuentros donde hacen lo que les gusta y se sienten contenidas. Contando con la predisposición de algunos clubes que nos abren las puertas y así de a poco vamos dejando de jugar en las plazas, donde no hay baños ni vestuarios y vamos ingresando en las canchas, donde hay arcos de verdad y eso es muy motivador”, señaló Hornstein.

En otro tramo el funcionario valoró el apoyo de Julia Villalba que con los alumnos de la escuela de árbitros que dirige brindan el servicio en cada partido, “son jóvenes que están en formación y nos están dando una mano muy grande al participar y nos ayudan a fortalecer nuestra mayor ambición que es tener una liga de fútbol femenino en Venado Tuerto”.


El arbitraje

Julia Villalba indicó que al enterarse del proyecto de la Dirección de Deportes se sumó con entusiasmo a la propuesta de apoyar al fútbol femenino, aportando lo suyo como escuela. “En estos torneos las chicas son dirigidas por árbitros mujeres, porque queremos que en el fútbol se avance tanto en el juego como en el arbitraje. Estamos en una etapa de construcción en la que vemos la predisposición de todos los equipos y entendemos que más mujeres se van a ir sumando en la medida que este proyecto crezca y se consolide. Con una perspectiva que el próximo año ya podamos tener una liga”, puntualizó.

Villalba admitió que “cuando era muy joven” también dedicó un tiempo al fútbol como jugadora, luego se desarrolló como periodista deportiva y allí tuvo otra perspectiva sobre el popular deporte y decidió involucrarse un poco más, asistió a la escuela venadense y hoy es instructora nacional.


Jóvenes y adultas

Por su parte, Nadia, integrante de uno de los equipos e incansable gestora para lograr que se armen los equipos y la liga en esta ciudad, comentó: “El fútbol femenino hace muchos años que está en Venado, las chicas jugaban en plaza San Vicente o en el Parque de la Niñez y se hacían hermosos torneos. Queremos que eso vuelva, con más formalidad. A nosotros nos sirve que en Venado se piense en una liga porque con un grupo de chicas estamos participando en la Liga Deportiva del Sur, representando a Sportivo Bombal. No nos gusta viajar tan lejos para poder jugar en un torneo oficial, siendo que el ámbito de referencia de Venado abarca muchas localidades con las que podríamos competir y tener nuestros propios torneos”, analizó.

Más adelante puntualizó que “son muchas las mujeres que participan, desde adultas hasta muy jóvenes. El estar organizadas y con reglamento también nos ayudaría a evitar momentos de violencia dentro y fuera de la cancha. Estos partidos son acompañados por muchas familias y queremos preservar la tranquilidad y la camaradería. Nos gusta ver a muchas madres en la cancha y al costado a sus hijos y sus parejas y no al revés”.