MÁS DE 800 VEHÍCULOS TRASLADADOS AL CORRALÓN MUNICIPAL

Desde enero a junio de este año, el Municipio a través de la Dirección de Tránsito trasladó al corralón, por infracción a las normas vigentes, más de 800 vehículos entre automóviles, motos y unidades de otro tenor. De hecho y desagregado por modelo fueron 709 motos y 92 automotores, más algún camión o utilitario.

La directora de Tránsito, Natalia Jaureguizahar, aclaró que estos vehículos fueron trasladados porque cometieron infracciones.

“Queremos transmitir a los conductores que es objetivo del Municipio cuidar en primer lugar a las personas y también resguardar el bien. Todo esto está previsto en las normas de tránsito vigentes que fueron creadas para garantizar el orden y también el cuidado, tanto de los conductores, como de cualquier persona que transita por la vía pública, en un transporte o caminando. Los vehículos tienen que tener una patente, porque sirve para identificarlos, el seguro garantiza que si hay un siniestro hay una aseguradora que se hace cargo del daño sufrido por el tercero o propio”, citó a modo de ejemplo y recordó “el seguro de una moto está entre 150 y 200 pesos por mes, quien no puede pagar ese monto tampoco podrá pagar el daño que genere si participa de un siniestro”.

Por otra parte, indicó que los inspectores retienen, si la circunstancia lo justifica, un vehículo que está en infracción y no es mérito excluyente que el infractor trabaje, ya que al no estar en regla puede comprometer el bienestar de otro trabajador.

“Queremos desmitificar eso de que se molesta al que trabaja, de hecho si analizamos el origen de los secuestros vemos que en el transcurso de la semana hay muchas personas que circulan sin seguro, por una cuestión económica o descuido, pero el fin de semana el 90 por ciento de las motos que retiramos son usadas por gente joven, que modifica caños de escape, les sacan las patentes y están preparadas para correr picadas”, aclaró Jaureguizahar y subrayó que “los operativos en esos casos son para salvaguardar su integridad física pero también la de personas inocentes que suelen ser atropelladas”.