Lazzarino: otra localidad de la región a la que llegó el asfalto

El senador provincial Lisandro Enrico informó el avance de los trabajos de pavimentación en el nuevo acceso de Lazzarino, otra obra por la cual el legislador radical ha dedicado un gran cúmulo de gestiones y que mediante el apoyo del gobernador Miguel Lifschitz se aproxima a su terminación para ser inaugurada en los primeros meses del nuevo año (podría ser en marzo).

“A través de un importante esfuerzo del gobierno provincial logramos llegar con asfalto a otra pequeña localidad. Un sueño lejano que en pocas semanas será una realidad. Este proyecto que pudimos llevar adelante rompe con la larga espera y postergación que ha padecido Lazzarino durante más de un siglo. A partir de la habilitación del nuevo camino, sus vecinos volverán a tener una conexión vial directa y segura con la región, pero también, esta obra permitió que el asfalto llegara a la zona urbanizada, dado que se pudieron pavimentar las primeras cuadras en el pueblo, toda una señal de progreso”, señalo el senador.

La historia de un nuevo acceso asfaltado

Lisandro Enrico comienza la nota recordando que, en 2015, junto al funcionarios del gobierno de Santa Fe empezaron a trabajar sobre esta anhelada obra que reclamaban los habitantes de Lazzarino. “Cuando asumí como senador y fui por primera vez al pueblo, recuerdo que no tenía ninguna calle asfaltada, tampoco nomencladas, ni siquiera un club. Por eso, tiempo después, con mucha dedicación iniciamos las gestiones, porque siempre con el gobernador (Lifschitz) tuvimos bien en claro que había llegado el momento de fortalecer con grandes obras a los pequeños pueblos de nuestra región”, expreso.

En este sentido, en el año 2016 Enrico presentó un proyecto en la Cámara de Senadores que terminó siendo aprobado por la ley 13.543, la “ley de financiamiento de la obra ´publica”. Fue un paso clave que se logró desde la Legislatura, porque de esa manera el senador radical lograba incorporar la obra de acceso asfaltado para la localidad al plan de obras que llevaría adelante el gobierno santafesino.

A partir de ese paso dado, hubo todo un proceso de planificación y diseño de la obra, que no se reducía a pavimentar solo el acceso a la localidad, más bien, también los impulsores propusieron llegar con asfalto a las primeras cuadras del pueblo, un hecho inédito en la historia del distrito. “Aquellos días fueron los comienzos reales de este sueño, pudimos llevar adelante el gran anhelo de los vecinos: una salida autónoma para que no tengan que pasar solamente por Amenábar al momento de conectarse con la región”, manifestó la máxima autoridad departamental.

Luego llego el momento de la licitación pública para definir la empresa constructora. El 7 de julio de 2017, se adjudicó la obra en un acto desarrollado en el Salón Comunal (otro edificio modernizado con recursos provinciales). El descubrimiento de ofertas, además de contar con presencia del senador Enrico, también fue presenciado por del ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, y del director de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo, entre otros funcionarios que con compromiso y responsabilidad posibilitaron la realización de la obra.

Finalmente, en 2018, las máquinas comenzaron los trabajos y además de esta obra que viene avanzando en tiempo y forma, como senador, Enrico pidió que se contemple otra obra importante a metros del nuevo acceso; se trata de un mejoramiento en la traza que une Amenábar – Lazzarino, a través de un camino de tierra consolidado con estabilización granular (ripio), a efectos de optimizar la conexión entre ambos pueblos, dos localidades que trabajan en conjunto y sus vecinos tienen mucha interacción. Al respecto y dando una señal de optimismo, Lisandro Enrico comentó: “Esta iniciativa que hemos reclamado desde el Senado avanza bien, como tantos otros proyectos viales que hemos solicitado para el Departamento General López”.

La actualidad de los trabajos

Una de las fechas estipuladas para la finalización de la obra es el 20 de marzo, siempre y cuando el clima no imposibilite la ejecución de tareas. Por el momento, se están implementando una serie de alcantarillas que aún faltan hacer para favorecer el drenaje de la zona, por ello todavía no se puede terminar la conexión. Lo importante es que más del 80% de las tareas con asfalto, ya están realizadas.

Durante enero y febrero los responsables de obra pretenden resolver es el empalme del camino con la ruta nacional 33. Los encargados de controlar los trabajos, anunciaron que se sólo resta la aprobación de Vialidad Nacional, y que si bien existió una pequeña demora por esa habilitación, una vez que se destrabe se efectuará la terminación del proyecto.

Por otra parte, Enrico comentó que la iluminación del acceso será obra del gobierno provincial y en cuanto a más detalles de la obra, informó que el nuevo acceso pavimentado es una recta de 2,5 kilómetros que une la arcada de entrada al pueblo con la ruta nacional 33. La carpeta asfáltica implementada tiene un ancho de 6 metros, 5 centímetros de espesor y posee una base granular cementada de 15 centímetros. Al llegar al arco de ingreso, la pavimentación continúa unos 700 metros hacia el interior del pueblo por su calle principal. Allí la obra se reencuentra con la plaza central que también fue pavimentada en las cuadras que la rodean.

A su vez, el senador comunicó que la provincia contempló distintas intervenciones hídricas como complemento de la obra vial. En los costados del camino se evidencia una canalización perimetral que favorece al escurrimiento general de la zona rural y su diseño estuvo a cargo de ingenieros de hidráulica.

Por último, Lisandro Enrico remarcó que como próximo avance las máquinas pavimentarán los 300 metros que restan para unificar los tramos ya asfaltados. Luego se empezará a fijar la cartelería correspondiente y se desarrollará el pintado de la ruta, con el propósito de dar por finalizada la obra en el mes de marzo.