La provincia trabaja con organizaciones sociales sobre distintas problemáticas derivadas de las situaciones de encierro

El ministro de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad de la provincia, Esteban Borgonovo, se reunió con representantes de organizaciones de Rosario que trabajan en las cárceles y se ocupan de las distintas problemáticas derivadas de las situaciones de encierro.
Borgonovo consideró como “positiva” la reunión y, en este sentido, destacó que "es fundamental generar espacios de intercambio, diálogo y trabajo con las organizaciones de la sociedad civil”.

Durante el encuentro, cada integrante de las distintas organizaciones describió las tareas que vienen realizando en las cárceles y, en ese marco, fueron destacando las distintas problemáticas que surgen de las situaciones de encierro.

Las organizaciones señalaron la necesidad de profundizar el trabajo en Justicia Penal Juvenil, la situación de las mujeres y la educación. En este sentido, Borgonovo destacó “la importancia de la educación y formación” como actividades fundamentales que deben trabajarse en un ámbito interministerial y junto a las organizaciones de la sociedad civil.

Además, se acordó la realización de futuras reuniones de trabajo temáticas, con el objetivo de abordar de manera específica cada problema, y así generar la implementación de proyectos que tiendan a garantizar derechos.

Asimismo, las organizaciones participantes consideraron “positivo” que el Servicio Penitenciario haya pasado de la órbita del Ministerio de Seguridad a la del Ministerio de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad.

Del encuentro participaron representantes de las organizaciones Asociación de Pensamiento Penal, Movimiento Redes, Cátedra de Criminología de la Facultad de Derecho de la UNR, Mujeres tras las rejas, La Bemba del sur, y la Dirección Socioeducativa en contextos de encierro, radicada en el área de Derechos Humanos de la UNR.

Participaron también la secretaria de Derechos Humanos, Lucía Puyol; la secretaria de Gobierno, María Laura Nardín; la subsecretaria de Derechos Humanos de la Zona Sur, Eva Calabria; y el director provincial de Derechos Civiles y Políticos, Santiago Bereciartúa