LAGNA: “DEBEMOS DEJAR DE LADO LOS PASES DE FACTURA ENTRE LAS PARTES”



El secretario de Gobierno, Jorge Lagna, asistió en representación del Ejecutivo local a una nueva reunión convocada por el Concejo, junto a las autoridades de la CEVT, para analizar el complejo cuadro de situación que atraviesa el servicio eléctrico en la ciudad.

Esta reunión fue, en rigor, retomar el cuarto intermedio acordado la semana pasada, y entre ambos encuentros se dio la presencia en Venado del titular de la EPE, Maximiliano Neri, quien entre otras cosas reveló que la CEVT “no tenía deudas” con la empresa provincial.

Lagna, quien arribó hoy a la sede legislativa junto al coordinador de Gabinete, Agustín Ferrer, puso como contexto la decisión del Gobierno nacional de continuar con los tarifazos, ya que el aumento pautado para 2019 alcanzaría el 89 por ciento interanual.

“La gente no podrá pagar estos aumentos, y ya se habla de amparos masivos en la provincia de Buenos Aires y de las cooperativas eléctricas. Estamos ante una arremetida del Gobierno nacional”, aseveró.

El funcionario propuso en lo local “dejar de lado los pases de factura” entre las partes y arribar a consensos por “una situación que es muy difícil”; para lo cual propuso “hacer los reclamos pertinentes ante Nación y la EPE y resolver los problemas internos de la CEVT, para desembocar en un nuevo contrato de concesión”.

En cuanto a la planta de Industrias Secco, confió que “se va a trabajar por la reincorporación de 12 trabajadores que se consideraron despedidos indirectos ante el incumplimiento de la empresa”, aunque todo indica que la firma “seguirá funcionando con menos operarios”.

Retomando el planteo inicial, el secretario de Gobierno subrayó: “La EPE ya fijó un aumento de su VAD, del 28 por ciento en dos etapas, a lo que hay que agregar el aumento nacional. Y la CEVT no movió su VAD. Por eso extremaremos las medidas para que el impacto no sea tan grande en los bolsillos de los ciudadanos, en pymes y comercios, pero también en la industria. Además hablamos de la morosidad, que la CEVT estimó en 20 o 25 por ciento”.


Tarifa social

Ante este escenario, las partes que integran la mesa (Ejecutivo, Concejo, CEVT) acordaron encuentros semanales y sobre temas puntuales. Una novedad es que el Concejo modificó el reglamento de audiencias públicas, que permitirá a la prestataria acelerar los tiempos si se trata “de un mero traslado de aumentos, siempre que la CEVT presente la documentación”, para evitar la acumulación de ajustes.

Otro dato es que la tarifa social del servicio eléctrico “deben absorberla los venadenses”, con lo cual habrá que analizar “la posibilidad de un subsidio cruzado”, pero descartando que puedan hacerse cargo la Nación o la EPE. “Yo quiero que haya tarifa social y es una decisión que debemos tomar, porque hoy con la quita de subsidios de Nación no hay más tarifa social”, alertó.

También se abordó el aporte que los venadenses hacen al financiamiento de la EPE, sin su correlato en las cooperativas locales, por lo cual fue importante la presencia de los diputados provinciales Oscar Pieroni y Julio Eggimann, quienes canalizarán la inquietud.

No obstante, más allá del ajuste anunciado por la EPE, el grado de incidencia local del costo energético terminará de definirse cuando se den a conocer los cuadros tarifarios nacionales, lo que podría ocurrir a fin de mes.


Deuda ante la EPE

Más adelante, Lagna hizo referencia a la supuesta deuda de la CEVT con EPE, tras los dichos de Neri: “La CEVT esgrimió una intimación de la EPE aunque por un monto menor. En su momento trasladaron un par de meses el cobro de intereses, luego de una gestión que hizo el intendente (José) Freyre ante la Secretaría de Energía. Fue lo único. Por lo demás, la EPE cobra un interés del 40 por ciento anual. La CEVT no tiene vencimientos incumplidos y privilegia el pago de la energía, pero con todos estos aumentos la preocupación es que serán mayores los márgenes de incobrabilidad”.

Como cierre, el secretario afirmó que “hay una decisión de toda la sociedad de luchar contra esta política energética del Gobierno nacional. Vamos a llegar a un grado de rebelión porque la gente no podrá pagar”.