LA PRESENCIA DE CÁMARAS DESALIENTA LA COMISIÓN DE HECHOS DELICTIVOS

El director de Prevención Comunitaria, Homero Domínguez de Soto, informó que se detecta el impacto positivo de la cámaras de seguridad en su aspecto preventivo, no sólo cómo herramienta de información para la Policía o la Justicia, sino también porque aleja a quienes cometen delitos.
“Las cámaras de seguridad son un buen ejemplo de prevención porque vemos que causan un efecto de corrimiento y se detecta con claridad cómo donde hay cámaras disminuye la actividad delictiva. Es por eso que estamos avanzando en la implementación de las 30 cámaras recientemente licitadas, tarea que se hace por tramo. En primer lugar se están instalando los equipos que almacenan imágenes en el Centro de Monitoreo, luego se instalan los puestos de control a través de monitores, y finalmente se instalarán las cámaras. En ese sentido, ya se está pensando en una segunda licitación para adquirir y sumar más equipos, con similar sistema. La ventaja es que, tal como se planteó el sistema, si fuera posible se podrían instalar 300 cámaras”, sostuvo Domínguez de Soto.

Faltas y graffitis
En otro tramo el funcionario planteó que “la prevención, la contención y acompañamiento a las víctimas, son los temas que nos ocupan, aunque el servicio de seguridad, protección de bienes e integridad de las personas es responsabilidad del Estado provincial. Nuestra labor es silenciosa por respeto a las víctimas, pero no por ello significa que no estemos presentes y cerca de los vecinos, escuchando sus demandas y reclamos. Y aunque seamos reiterativos en este concepto, parece no estar en conocimiento de todos los ciudadanos, incluso por ahí vemos a un edil (Francisco Paris) preocupado por los grafittis, que como todos sabemos son faltas, considerando que son la madre de los problemas de inseguridad, cuando hoy tratamos con vecinos que fueron golpeados, heridos en un arrebato, robados o destruidos sus bienes, comercios enrejados que ven bajar sus ventas porque deben cerrar temprano. Estos son los graves problemas en la seguridad que nos ocupan y preocupan -enfatizó-, por eso pedimos al Ministerio de Seguridad provincial que se refuerce el servicio en la prevención, con patrullajes que desalienten las juntas en las esquinas, donde se molesta e incomoda a los vecinos. Un graffiti se soluciona pintando la pared; una agresión, una herida, la pérdida de un bien que sirve para el sustento de la familia, es algo mucho más grave y en la medida que podemos, como Estado municipal estamos dispuestos a apoyar la labor del Ministerio de Seguridad, ya sea pagando alquileres o cediendo espacios. Sería importante que, más allá de la mirada crítica, los ediles que son afines al gobierno macrista colaboren gestionando la presencia de fuerzas nacionales, como se logró en otras ciudades”, subrayó Domínguez de Soto.


FUENTE: DIARIO EL INFORME