INCIERTA SITUACIÓN DEL PROYECTADO DESVÍO DE LA RUTA 8

Futuro incierto tiene el proyecto de desvío de la ruta nacional 8, lo que complica una serie de iniciativas que impulsa el Municipio de Venado para la planificación urbana.

En 2014 Vialidad Nacional había declarado al proyecto “de interés público y sujetos a expropiación” los lotes afectados por este desvío, y para tal fin contrató a una empresa platense que tras un relevamiento entregó un proyecto ejecutivo.

Luego, mediante un fondo de financiamiento, la concesionaria Supercemento había adjudicado la obra, aunque los fondos nunca se destrabaron.

“Hoy la ruta 8 está totalmente colapsada por el tránsito de la cortada ruta 7. A su vez, hay varios proyectos de loteo que no pueden desarrollarse porque no sabemos por dónde va a pasar la ruta, y no queremos repetir el error de que pase otra vez por el medio de la ciudad. Por eso necesitamos certezas, para definir el planeamiento urbanístico”, relató el secretario de Obras Públicas, Pablo Rada, ante el requerimiento de la prensa.

Al efecto, desde el Municipio se remitieron varias notas a Vialidad Nacional para determinar la traza y conocer cuáles son los planes de intervención, a lo que sumó un pedido de audiencia.

“Vinieron propietarios de campos afectados a la expropiación, que fueron notificados en su momento, pero si eso quedó en la nada, no sabemos si podemos destrabar las partidas. Los catastros ya están avisados de esas afectaciones. Se trata de propietarios que quieren hacer operaciones inmobiliarias”, confió Rada.



Seguridad vial

La definición sobre el desvío de la ruta posibilitaría una modificación del PDT y desarrollar una serie de proyectos de pavimentación, desagües, semaforización e iluminación; al igual que la accesibilidad que se le dará a la firma Corven en su nueva instalación.

“La mayoría de la gente que está circulando por la ruta 8, en el tramo de Venado, no la conoce, muchos son camioneros de otros países o de otras zonas del país. Los transportistas se quejan por la semaforización en el tramo urbano, pero como Estado municipal tenemos que dar una respuesta en seguridad vial, más aún cuando un 25 por ciento de la ciudad está viviendo del otro lado de la ruta 8 y la cruza constantemente”, completó Rada.