FREYRE DESTACÓ LA PREVISIÓN QUE TUVO EL MUNICIPIO PARA PODER SEGUIR EJECUTANDO OBRAS PESE A LA CRISIS ACTUAL

En el contexto de crisis generalizada a partir de la devaluación violenta que comenzó este lunes, distintos municipios y comunas santafesinos reclamaron medidas urgentes en el Fondo de Obras Menores distribuido por el Estado provincial.

Al respecto, el intendente José Freyre comentó que “nosotros apoyamos el reclamo del foro integrado por municipios de distintos signos políticos, y lo que estamos planteando es que la provincia todavía no resolvió Obras Menores de 2019. Estamos pidiendo que acelere el pago del 50 por ciento que va para gastos corrientes”.

Por otra parte, Freyre adelantó que distintos senadores están analizando un proyecto para que los municipios puedan afectar la totalidad de la partida de Obras Menores “a gastos corrientes, básicamente sueldos”.

El mandatario aprovechó la ocasión para reiterar su reclamo por “Fondos de Obras Menores que nos debe la provincia desde 2015”, y remarcó que “los municipios están pidiendo que este 2019 sea inmediatamente afectado a gastos corrientes el 50 por ciento que se hace siempre o, si se puede, el ciento por ciento”.

A modo de ejemplo del difícil momento que se está atravesando, el intendente apuntó que “hay municipios que ya declararon la emergencia económica porque no han podido pagar aguinaldos, están atrasados con los sueldos y la situación es alarmante”.

Freyre remarcó que “lo primero que tenemos que cuidar son los servicios básicos, que tienen que ver con la limpieza, la salud y las cuestiones esenciales que brinda el Municipio, y asegurar el salario de los trabajadores, porque además los empleados municipales tienen un acuerdo de ajuste por inflación, o sea que después de lo que pasó esta semana, hay que ver cómo se resuelve eso”.

Respecto a la situación actual del país el jefe del Ejecutivo municipal amplió: “Nosotros tenemos un dispositivo establecido de acuerdo a la inflación y en un proceso inflacionario como el que veníamos teniendo era una complejidad, pero nosotros tomamos medidas en 2016 y 2017 previendo lo que podía pasar en 2018 y 2019. Eso nos permitió estar haciendo hoy obra pública cuando parece imposible poder hacerlo. Esas previsiones eran para algunos saltos inflacionarios, pero no tan abruptos como los que hubo esta semana, que fue de cerca del 30 por ciento y eso impactará claramente en los insumos”.