FIRMA DE CONVENIO PARA LA CAVA EN LA PLANTA DE TRATAMIENTO

El Municipio de Venado firmó un contrato con la empresa Eva SA, quien estará a cargo de la colocación de la impermeabilización de la celda uno del relleno sanitario para la nueva planta de tratamiento de RSU.

“Es un contrato por casi 11 millones de pesos, y además hay un contrato adicional por 500 mil pesos más para la impermeabilización del depósito de lixiviados de la planta”, informó el director de Medio Ambiente, Martín Bonadeo, quien manifestó su conformidad, ya que se realizó el primer pago con los fondos del adelanto recibido del Gobierno provincial.

Asimismo, el funcionario explicó que se firmó uno de los siete contratos que deberán firmarse para constituir la nueva planta de tratamiento, que se espera esté en funcionamiento a breve plazo.

A su turno, Andrea Franchi, titular de la firma Eva SA, ganadora del concurso de precios, explicó en qué consiste la obra: “Se prepara la base del módulo y de la pileta de lixiviados. Se colocará una membrana impermeabilizante en una de las celdas que están en el predio de la planta y en el depósito de lixiviados, protegiéndolas de esa forma de los residuos que se van a colocar o de los líquidos que se van a tratar, en cada caso. Primero se hará el movimiento de suelo y luego iremos coordinando los avances”.

Luego subrayó que la firma tiene 20 años de experiencia en rellenos sanitarios, efectuados en diversas ciudades del país como “Jujuy, Córdoba, Bahía Blanca, Junín y Rosario, donde realizamos la planta de tratamiento de residuos y de compostaje; también en Villa Gobernador Gálvez”, amplió.


Inicio de obras

Bonadeo informó que “con la primera entrega la empresa compraría los materiales que están a precio dólar, y a fines de enero o febrero se estará trabajando en la parte civil (del relleno), por lo cual esperan contar con los materiales para ir preparando la obra”.

A renglón seguido, aclaró que la obra está dentro del presupuesto oficial, y destacó el esfuerzo que hizo Eva SA, que cuenta con una vasta experiencia en el rubro, al igual que la firma que va a ejecutar la obra civil del relleno sanitario.

Por otra parte, el funcionario hizo referencia a la duración de la cava, puntualizando que, de mantenerse el actual sistema de recolección, la cava tendría una vida útil de un año y medio, aunque "la idea es que la separación en origen se vaya incrementando; igualmente no vamos a realizar un corte total, sino que lo haremos en forma paulatina, para que los vecinos se vayan acostumbrando a la separación diferenciada en origen y también nuestros recolectores. Hasta ahora se recolecta todo en bolsas, lo tiramos en un basural y lo compactamos con una topadora. El proceso que se avecina es más complejo y lo tenemos que realizar en forma paulatina para optimizar la gran inversión que se está realizando".