Exitosa jornada de avistaje de flamencos en Melincué

Con una importante asistencia de turistas de la región y de la provincia, y activa participación de vecinos de Melincué, se llevó adelante la eco jornada de avistaje de aves, haciendo foco principalmente en el fenómeno de la llegada de los flamencos andinos, aves que migran desde el Alto Perú y recalan en la laguna de Melincué, el espejo de agua más importante del sur de Santa Fe. También participaron una treintena de científicos y ecologistas de todo el país.

La actividad comenzó desde muy temprano en la Sala de Cultura. Allí fueron recibidos por el equipo que organizó la actividad, y por el presidente comunal Dr Andrés Sacchetto. Se coordinaron varios grupos y “se comenzó a vivir esta intensa jornada de avistaje, aprendizaje y amor por nuestro entorno y su enorme belleza”, según relataron los presentes.

Entrada la tarde se proyectó el documental “Custodios del territorio”, en la Sala de Cultura, “para que nos enriquezcamos conociendo más de estos particulares vecinos que todos los años eligen este sitio para luego continuar vuelo”, según plantearon los organizadores. El Dr Saccone (bioquímico de la localidad) hizo un sustancioso aporte a partir de la experiencia de haber desempeñado durante 9 años la tarea de guardafauna en la laguna.

“Estamos muy felices de recibirlos en nuestra localidad. La naturaleza ha sido muy generosa con Melincué. Estamos bendecidos por una belleza y una riqueza natural poco frecuentes no sólo en la región. Por ello asumimos con gran compromiso la tarea de informar, formar y concientizar a nuestros vecinos, en una mirada que valore nuestros recursos naturales como la clave de nuestro desarrollo como localidad”, señaló Sacchetto. Destacando “el trabajo de todas las áreas de la comuna para coordinar esta actividad que ha cobrado relevancia provincial”. Cabe destacar que el Gobierno de Santa Fe publicitó el avistaje de flamencos andinos en Melincué como una de los atractivos destacados de las vacaciones de invierno.

“Hacer valorar este fenómeno que tenemos como bendición cada año (la llegada de estas aves) es mérito de este grupo de trabajo. Y lo seguiremos haciendo. Quiero agradecer la colaboración de todos”, concluyó.

Los flamencos andinos volvieron a la laguna de Melincué, y además de ser una oportunidad única para contemplar la belleza de estos animales, es también un momento propicio para desplegar acciones que tiendan a la difusión de la consciencia ambiental, la valoración del medio natural y el conocimiento de nuestra región.

San Martín y los flamencos Andinos

El Dr Saccone, en su alocución a los presentes, comentó que “al principio los flamencos eran depredados, la gente salía con la escopeta a matar lechuzas, patos o flamencos. Pero tras varios años de lucha, especialmente estas dos personas que mencioné lograron que esto se transforme en un humedal”. Saccone comentó que el General José de San Martín, cuando fue al Perú, dispuso que la primera bandera de ese país tuviera los colores del flamenco, dado que se había sorprendido por su plumaje. Recordemos que bandera de Melincué tiene un ala de flamenco. “Es un ave particular porque sus colores impresionaron tanto a los europeos que llegaron y les llamó la atención verlos volar. Es un animal muy interesante para estudiar. Se dice que cuando hace mucho frío en las cordilleras, saben bajar para estos lugares menos fríos que son las lagunas de las llanuras”, indicó el ex guardafauna.

Participaron científicos y ecologistas

Además de los amantes de la naturaleza del propio pueblo y la región, también llegaron hasta Melincué los integrantes de una red interinstitucional dedicada a la educación para la conservación enmarcada en el Programa de Conservación Comunitaria del Territorio de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires. El programa es coordinado por la veterinaria Andrea Caselli y se inició en el 2009. Entre sus trabajos, incluye el estudio de humedales de Santa Fe y su impacto en el ambiente, la fauna y las personas. A partir de los resultados obtenidos en las investigaciones pudieron crearse las primeras normativas para la sustitución de plomo en el país y el conocimiento de aves acuáticas.

Actualmente el programa se encuentra reconocido por el Ministerio de Educación, la Secretaría de Medio Ambiente, el Ministerio de Salud y de Educación. Tiene como finalidad vincular a personas e instituciones para conservar los entornos inmediatos. En este caso, el humedal de la laguna de Melincué a partir de la promoción del uso de los humedales como aulas abiertas aportando datos sobre las especies silvestres, generando un proceso educativo inspirado en los entornos naturales.

A su vez, el programa apunta a difundir el cuidado del medio ambiente, comprendiendo el valor de cada lugar y contribuir a la conservación mediante una red sostenible.

Algunas postales quedaron inmortalizadas por el talento de los asistentes, tal es el caso de algunas de las fotografías que acompaña este artículo, gentileza del fotógrafo de San Javier, Alejandro Lanche.