Enrico informó que el gobernador habilitó los fondos para dar inicio a la obra de cloacas en Teodelina

El senador provincial Lisandro Enrico confirmó que tras una serie de gestiones realizadas durante los últimos meses, el gobernador Miguel Lifschitz, firmó el decreto N° 0789 que habilita los $46.379.302 para ejecutar la primera etapa de cloacas en Teodelina, como ya ocurre en la localidad de Elortondo. A partir de este visto bueno por parte de la máxima autoridad de Santa Fe, en pocas semanas la empresa designada pondrá en marcha la obra.

Al respecto, Lisandro Enrico señaló: “Gracias al gobernador Lifschitz que firmó este decreto, los montos provinciales están autorizados para que pronto se dé comienzo a la obra cloacal en Teodelina. Con el presidente comunal Joaquín Poleri, veníamos solicitando esta aprobación, para que se activen los trabajos de un proyecto que demandó mucho esfuerzo en su gestión”.

“A través de esta implementación los vecinos dejarán de tener pozos ciegos en el patio de sus casas, con el gasto que implica vaciarlos cada vez que llenan. Además, los efluentes cloacales producidos en los hogares conectados al sistema serán conducidos a la Planta Depuradora, donde recibirán un tratamiento que disminuye su contaminación y por ende, fortalece la calidad de vida de la comunidad”, agregó el senador.

El proyecto fue confeccionado con el apoyo técnico de la Secretaría de Aguas y Saneamiento del Ministerio de Infraestructura y Transporte. Para que puedan ejecutarse estas tareas, la provincia invertirá más de 46 millones de pesos.

Los terrenos propuestos por la Comuna para el desarrollo de estos trabajos se ubican a poco más de 700 metros del casco urbano, hacia el oeste de la localidad. Para llegar hay que transitar la continuidad de la Avenida del Indio, el denominado ‘camino del basural’ para los vecinos.

En este sentido, Enrico expresó: “En la etapa inicial, el Gobierno de Santa Fe construirá un colector principal y una estación de bombeo. También instalará una planta depuradora y/o lagunas de estabilización, que recibirán los líquidos drenados por cañería de impulsión para efectuar los tratamientos. En la segunda etapa, se conectarán las redes domiciliarias. Según lo establecido en el proyecto, el gobierno nacional debe responsabilizarse e invertir para desarrollar las conexiones en cada casa”.