Enrico apunta a fortalecer las escuelas rurales de la región

Dándole continuidad a su fuerte compromiso de ayudar a las escuelas de la región, el senador provincial Lisandro Enrico contribuye con gestiones tendientes a hacer realidad obras y reformas edilicias que está llevando adelante la Escuela N° 971 “José Hernández”, ubicada en el campo La Fortuna, distrito de San Eduardo.
La institución educativa, que recibe a 10 alumnos, todos hijos de trabajadores rurales, y no cuenta con primer grado, los niños van de segundo a séptimo y trabaja en plurigrado, presenta problemas estructurales en una de las aulas donde las paredes se encuentran dañadas por la humedad.

Gracias a las gestiones ante el gobierno provincial, el legislador del departamento General López colaboró para que sea posible la colación de placas de durlock en los espacios necesarios.

Su directora, Carolina Moskatelo, comentó que “el senador se acercó a nuestra institución educativa sin que lo hayamos convocado, su visita fue totalmente espontánea y se interesó por la realidad de la escuela; espacio que queremos sostener y mejorar. Es por eso que en este momento del año donde ya finalizó la labor con los alumnos podemos disponer del edificio escolar para hacer mejoras, encarando obras sumamente necesarias para garantizar y poner la escuela en funcionamiento cumpliendo con las normas de seguridad e higiene mínimas”.

“Lo que se priorizó fue retirar el machimbre que recubría las paredes y gracias a la ayuda brindada por el senador Enrico estamos colocando durlock en el salón de plurigrado. Además llevamos adelante las mismas refacciones en el sector de cocina con aporte del FAE y dinero juntado por la comisión de padres”, agregó la autoridad escolar.

Por su parte, el senador Enrico, destacó la labor y el trabajo insesante que realiza Moskatelo, el equipo docente y la comisión de padres señalando que: “La vida en una escuela rural es muy distinta a todas aquellas que se encuentran en zonas urbanizadas. Las docentes tienen en consideración todo lo que surge en el contexto y deben ser muy creativas para poder adaptarlo a un plan de estudio. Ese manejo de la situación resulta clave para trabajar los contenidos y lograr el aprendizaje de los chicos. La enseñanza es más personalizada, en un mismo curso hay chicos de distintas edades, lo que evidencia el cariño que le ponen a la profesión, y uno puede observar, como los niños saben valorar lo que tienen”.