Encuentro en Marcos Juárez con funcionarios de Vialidad Nacional y Occovi

Marcos Juárez es una de las seis ciudades en las que el Gobierno nacional convocó para la realización de audiencias públicas, en el marco del proyecto Red de Autopistas y Rutas Seguras, primera iniciativa que se llevará adelante a través del sistema de Participación Público Privada (PPP).

La primera audiencia fue el 8 de enero, en Azul por la obra de la autopista en la ruta 3 (Corredor Vial A), cuyos inicios de los trabajos se prevén para junio de este año. Ese mismo día, en San Pedro, también se desarrolló una audiencia pública por las obras en el Corredor Vial E.

Y en la localidad cordobesa se reunió el Corredor Vial F, donde participaron representando al Municipio de Venado los secretarios de Obras Públicas, Pablo Rada y de Desarrollo Productivo, Darío Mascioli, junto al presidente comunal de Murphy, Marcelo Camussoni, y al dirigente Ovidio Butani. También se sumó la concejala Viviana Downes en nombre del Legislativo.

El encuentro permitió conocer el testimonio directo de los funcionarios de Vialidad Nacional y Occovi en relación al nuevo sistema de financiamiento y ejecución de obras por parte de la Nación, que apunta a aquellas zonas con rutas conflictivas, como el caso de Venado con las rutas 33 y 8.

“Fue una buena oportunidad para escuchar las inquietudes, problemáticas y propuestas del Estado nacional, en un plan que tendrá también la participación de privados a través del cobro de tarifas o peaje. En nombre del intendente (José Freyre) transmitimos la preocupación y la necesidad urgente del desvío de la ruta 8, que ya tiene la mensura ejecutada. Ese desvío se conectará con el desvío de la ruta 33 en el kilómetro 627, por eso es importante poner en conocimiento de Vialidad Nacional de estas necesidades, pero además conocer qué pasará con las condiciones de seguridad y mantenimiento de las viejas rutas 8 y 33”, comentó Rada al término de la audiencia.

En paralelo, se planteó la necesidad urgente de poder resolver la traza urbana de las rutas nacionales, y se transmitieron junto a otras localidades las “experiencias luctuosas” que se viven a diario en estas arterias.


Calidad de ruta

“Ellos hablan de una calidad de ruta con servicio E, en una medida que va de la A a la F, siendo este último colapso. Aclaramos que estamos en F, no en E como ellos dicen, porque peor de lo que hoy estamos no podemos estar. Y la obligación del Estado es que con nuestros impuestos invierta en seguridad, necesitamos que nuestros hijos y familiares puedan viajar con seguridad a Rosario, Rufino o donde sea”, enfatizó Rada.

Si bien los proyectos se plantean a mediano y largo plazo, el secretario de Obras Públicas llamó a “insistir” para acelerar los tiempos. “No sirve de nada pensar en una autopista a Rosario de acá a 10 o 15 años, porque los problemas los tenemos hoy. Pero si es así, debemos saber qué pasará mientras tanto con una serie de cuestiones, como los controles de cargas y colectivos, o qué pasará con esas rutas que quedarán sin controles a la vera de las rutas nuevas, y que seguirán pasando por los pueblos”, alertó.

Siempre en el marco del proyecto Red de Autopistas y Rutas Seguras, también hoy se realizó otra reunión en Saladillo del Corredor Vial Sur. Y el 12 de enero se realizarán sendas audiencias en 9 de Julio (Corredor Vial B) y Rufino (Corredor Vial C).

Los proyectos de Nación contemplan una inversión de U$S 12.572 millones durante los primeros cuatro años y de U$S 4.172 millones durante los siguientes once años.

El encuentro en Marcos Juárez estuvo encabezado por el intendente anfitrión, Pedro Dellarossa, a cargo de las presentaciones. Y por Vialidad Nacional tomaron la palabra Mónica Ettlin y Jorge Felizia.