En Chapuy sólo restan pavimentar seis cuadras y dejarán en la historia las calles de tierra

La gestión de Jorge Marmirolli en Chapuy viene llevando adelante un ambicioso plan de pavimentación que tiene como objetivo la transformación integral del pueblo. Uno de los objetivos propuestos al inicio de la gestión estaba vinculado a la reconfiguración de las vías internas de la población, algo que parecía de imposible ejecución pero que comienza a concretarse. “Solo quedan seis cuadras de tierra”, afirma Marmirolli. Al iniciar su mandato, Chapuy no tenía ninguna calle pavimentada.

Chapuy es un pueblo de poco más de 500 habitantes, y se encuentra a la vera de la ruta 90; casi en su intersección con ruta nacional 8, en el Departamento General López.

Actualmente se encuentra en avances la construcción de calle Buenos Aires desde Marbet a Crespo. Se trata de una obra realizada con fondos provenientes de Obras Menores. Sin embargo, los recursos de la Provincia cubrían solo 100 metros de cuadra, pero está tiene 240 metros, por lo cual el faltante será completado con dinero de la Comuna y un aporte de los frentistas.

De esta manera, se completará todo el pueblo. Tras completar las obras en calle San Martín, restarían solo cuatro cuadras largas “para dejar encuadrado el pueblo”, según relata el mandatario local. En este camino el aporte del Estado comunal fue esencial ya que no solo administró con austeridad los fondos públicos, sino que aportó la mano de obra.

Cuando el tiempo lo permite, el propio presidente comunal se encarga de cortar el pavimento "para evitar que con la dilatación se estropee". Cada cuadra tiene un costo de alrededor de un millón de pesos y se les cobra a los ciudadanos una vez finalizadas. "Más de un frentista ha pagado al contado para que podamos seguir comprando materiales", aclara.