El senador Enrico lleva adelante un estudio de caminos rurales para asegurar la conexión rural

El senador provincial Lisandro Enrico, acompañando el reclamo de los vecinos y productores que padecen la problemática de tránsito en el campo, continúa impulsando un nuevo proyecto para mejorar el estado de los caminos rurales provinciales de la región, es decir, los caminos de tierra. El relevamiento está a cargo del Instituto de Transporte de la Universidad Nacional de Rosario y la meta es consolidar un proyecto que garantice la conexión rural durante los próximos 50 años.

El trabajo comenzó hace un año con talleres realizados en 4 subregiones: Venado Tuerto, Rufino, Firmat y Villa Cañás, donde participaron distintas autoridades comunales, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones privadas y productores rurales. En total participaron 84 representantes. Luego, se realizó la construcción del diagnóstico en manos de los expertos de la UNR que recorrieron las trazas secundarias del departamento. De los caminos rurales provinciales que tiene Gral. López (2100 km) fue posible transitar 1839 km.

De acuerdo a los primeros estudios presentados, el senador provincial remarcó: “Entre conclusiones que nos brindaron los representantes del Instituto de Transporte, nos impactó el nivel de erosión que han padecido todos los caminos. En su mayoría y en comparación a estudios anteriores, durante los últimos años las calzadas perdieron una altura, que oscila los 60 cm. Es evidente que los problemas viales tienen una base hidrológica pero también de calidad de suelos”.

“Todos los caminos del departamento se hundieron en función del paso del tiempo y del desgaste, pero también porque son suelos que se vuelan mucho, tienen poca plasticidad. Entre cálculos, nos dijeron que si quisiéramos rellenar todos los caminos (1100 km) y elevarlos a su altura natural, tendríamos que utilizar 3.640.000 camiones volcadores cargados (5m3) de tierra, es decir, hacer un pozo de 400 hectáreas por 4 metros de profundidad y distribuir esa tierra en los caminos rurales provinciales, obviando aquellos que son comunales y municipales”, manifestó preocupado Enrico.

En cuanto al estudio, se pudo relevar además del estado general de los caminos, el ancho de zona de camino, el nivel de erosión de los mismos, el tránsito deducido, los tramos cortados, los tramos con desvíos en operación, los puentes y alcantarillas. De allí se desprende que el estado promedio de los caminos es regular siendo la zona con mayores niveles de erosión al oeste del departamento, en particular en la zona de Sancti Spíritu. Además, se ha notado un importante esfuerzo por mejorar la situación, ya que más del 60% de las rutas recorridas presentan algún tipo de tarea de mantenimiento.

Con respecto a este último dato, Lisandro Enrico destacó que “la provincia ha hecho una inversión récord en el departamento General López en reparación de caminos, como nunca antes se había realizado. Por eso agradezco el compromiso y predisposición del gobernador Miguel Lifschitz, del ministro de infraestructura y transporte José Garibay, del responsable de Vialidad Provincial Pablo Seghezzo, y por supuesto al jefe zonal de esa repartición Daniel Villar, y su equipo técnico”.

Informando sobre la continuidad del proyecto, Lisandro Enrico señaló que, “el próximo paso será adicionar los criterios de distintos ministerios provinciales y Vialidad, para conformar una propuesta definitiva, donde se determinen prioridades y se constituya una renovada red de comunicación vial secundaria, que sea sustentable de acuerdo a los próximos 50 años en nuestra región. Por otro lado, se analizará la conveniencia de completar recorridos que se consideren significativos en función de la demanda de los usuarios y su percepción del problema”.

La segunda etapa

El equipo de ingenieros continúa estudiando a fondo las alternativas de mejora en la red vial secundaria. Por otro lado, se analizará la conveniencia de completar recorridos que se consideren significativos en función de la demanda de los usuarios y su percepción del problema. Otro trabajo que se tiene en consideración para perfeccionar el relevamiento son los desagües, por eso ya se verificaron 138 alcantarillas y 17 puentes que tienen influencia en el drenaje de las trazas.

Conclusiones

Según el diagnóstico obtenido, las rutas secundarias provinciales que presentan peores condiciones son la 3s y la 9s. Mientras que las rutas más largas en el departamento son la 2s con 157 km, la 4s con 106.1 km y la 10s con 94.7 km. Este dato surge como producto del recorrido de 1839 km rurales. Sobre ese total, pudieron clasificarse los estados, que arrojaron los siguientes datos: el 59,7 % se encuentra en estado regular (1097,89), el 21% en malas condiciones (386.19 km), el 19% en buen estado (349,41 km) y el 0.3 % en pésimas condiciones (5,51 km).

El ancho de zona de camino más habitual es de 20 m. En cuanto a la rasante del camino, en general, está por debajo de la superficie del terreno natural adyacente. El ancho medio ponderado de la calzada transitable es de 5.70 m.