El senador Enrico insiste con el traslado de la Alcaldía de Melincué

El senador provincial Lisandro Enrico, mantuvo una reunión con el Ministro de Obras Públicas, Pedro Morini, y entre los temas conversados, solicitó avanzar con la construcción de un nuevo penal en el Departamento General López, a los fines de reemplazar la vieja alcaldía de Melincué y constituir un lugar donde se desarrolle un adecuado tratamiento de las personas prohibidas de la libertad.

Respecto a su pedido, Enrico explicó: “Los presos no pueden estar en lugares donde no trabajen, donde no estudien. Tienen que tener acceso a una contención psicológica y espiritual, porque esa es la única manera de que puedan resocializarse”.

“Si esto no sucede, las cárceles se convierten en escuelas para perfeccionar el delito, con altas probabilidades de que aquellas personas vuelvan a delinquir cuando reciban la libertad. Por eso vengo trabajando y luchando para que se construya un nuevo penal como centro de detención en la provincia de Santa Fe”, manifestó el senador.

En este sentido, el legislador agregó: “Quienes delinquen deben estar presos, pero tiene que ser en un marco de seguridad y resociabilización, no en lo que es hoy Melincué, un edificio de ocho décadas en condiciones deplorables, totalmente inseguro para los internos y la propia comunidad”.

La nueva Alcaidía

El Gobierno de Santa Fe ya adquirió un predio de aproximadamente 10 hectáreas, donde se construirá la nueva Alcaidía en la localidad de Melincué, tras un proyecto impulsado por el senador Lisandro Enrico. El lote se ubica en zona rural, a 3000 mil metros hacia el norte del pueblo. Resultó seleccionado luego del concurso de ofrecimiento de tierras.

La obra generará alrededor más de 100 nuevos puestos de trabajo para toda la región. Aproximadamente 100 personas prestarán servicios para optimizar el funcionamiento de la Alcaidía. Entre ellos, 80 agentes penitenciarios, personal con otro tipo de formación laboral que permitirá tener policías en las calles abocados a tareas de prevención y no como custodios de presos.

Entre otras características de la nueva Alcaidía, se supo que tendrá Centro de Salud propio, contará con el trabajo del Servicio Penitenciario, habrá un correcto tratamiento de líquidos cloacales, se realizará el refuerzo de la potencia energética de la localidad para no desabastecer a ningún lugar, y no se va a producir afectación del paisaje.

Las nuevas instalaciones ofrecerán cuatro pabellones de 40 celdas cada uno, lo que permitirá albergar a 160 detenidos. Desde la planificación se han predeterminado sectores específicos: estacionamiento, accesos, parada de ómnibus y un centro de salud. Este complejo contará con dos sectores diferenciados denominados “intramuros” y “extramuros”.

Además, durante su proceso de planificación, hubo pedidos especiales por parte del senador Lisandro Enrico para que su construcción no altere el desarrollo regional en materia de turismo que tiene Melincué, como así también, que no existan emanaciones ni complicaciones de tránsito.