El FMI discutirá futuros desembolsos con el próximo Presidente


La revisión de metas fiscales y monetarias por parte del FMI tendrá lugar a partir de hoy en Washington, pero además a partir del 14 de octubre se avanzará sobre los números que dejó el tercer trimestre, es decir la consecuencia de la crisis financieras post PASO. Este cronograma fue definido durante el encuentro que mantuvo ayer en Nueva York el equipo económico con el número uno interino del organismo, David Lipton, y es el paso imprescindible para avanzar con los futuros desembolsos pendientes, incluyendo el de USD 5.400 millones que ya se debería haber girado, al menos de acuerdo al programa vigente.

Además, desde el Ministerio de Hacienda aseguraron que el contacto con el FMI es “continuo y fluido”. La “bajada de línea” del organismo no se aleja mucho de lo que siempre pregonó el FMI: la clave en esta etapa es mantener a toda costa el equilibrio fiscal.

La situación de las cuentas públicas entró en una zona de alto riesgo luego de las PASO. No sólo por la recaída de la actividad económica, sino especialmente por las medidas adoptadas por el Gobierno de Mauricio Macri para “llevar alivio a la mesa de los argentinos”, como a él mismo le gusta destacar.

Desde Hacienda remarcaron que el superávit fiscal primario (es decir antes del pago de los intereses de la deuda) acumulado en los primeros ocho meses del año llegó a $48.000 millones y también se sobrecumplirá la meta de septiembre. Sin embargo, para adelante hay dudas concretas de que realmente la Argentina pueda terminar el año con “déficit cero”. Consultoras privadas como Ecolatina estimaron, por ejemplo, que el déficit primario se ubicaría finalmente en 0,7% del PBI en 2019.

INFOBAE.COM