ESTADÍSTICAS SOBRE SEGURIDAD

El director de Prevención Comunitaria, Homero Domínguez de Soto, comentó que el Municipio se encuentra desarrollando sus estadísticas propias en materia de seguridad, tomando como base la Encuesta Nacional de Victimización y sumando los datos aportados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y de los vecinos. “Tener números nos permite proyectar un plan de acción, enfocando principalmente en la prevención”, puntualizó el funcionario.
Cabe señalar que la Encuesta Nacional de Victimización (ENV) es una iniciativa del Ministerio de Seguridad de la Nación instrumentada a través del Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos), con el objetivo de relevar información sobre la situación de la seguridad pública en la Argentina. Se realizó durante los meses de marzo, abril y mayo de 2017 en las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires para obtener cobertura a nivel nacional.
“Estamos en un trabajo preliminar en consonancia con los datos que aportó el Indec. A su vez le estamos solicitando al Ministerio de Seguridad y al Ministerio Público de la Acusación, que son quienes tienen datos fidedignos, para poder complementar esta información”, indicó Domínguez de Soto, asegurando que más allá de los números oficiales, “siempre nos va a faltar la cifra negra que es la cantidad de delitos que no se denuncian”.

Asimismo, el titular de la cartera de Prevención Comunitaria sostuvo que la encuesta nacional arrojó números “que asustan y que duelen”, sobre todo en ciudades como Rosario y Santa Fe. En este marco, Venado Tuerto ha visto incrementado los niveles de robos aunque con modalidades como el escruche o el arrebato.
“Necesitamos tener números de entes gubernamentales que nos van a permitir trabajar en la prevención, evitando así que estas cifras delictivas se disparen”, afirmó el funcionario.



Cifra negra
La encuesta del Indec mostró claramente que la mayoría de los hechos no quedan asentados y se convierten en la “cifra negra”. Si bien existen múltiples razones por las cuales las víctimas no denuncian el delito: desde restarle importancia al hecho, no considerarlo un delito, hasta tener dificultades para acceder al sistema de justicia o desconfiar de las instituciones. Cada uno de estos motivos exige un abordaje distinto por parte de las autoridades responsables del diseño de la política de seguridad que se oriente al fortalecimiento de los sistemas de justicia y seguridad ciudadana.
“La razón principal que emitió la población interrogada como motivo de no denuncia fue la desconfianza en las autoridades y su accionar, considerando que los elementos sustraídos no se van a recuperar”, detalló Domínguez de Soto, resaltando que a nivel nacional, más del 50 por ciento de los encuestados declararon haber quedado insatisfechos o muy insatisfechos al realizar la denuncia por algún delito.


FUENTE: DIARIO EL INFORME