EL SENADOR ENRICO CUESTIONO LA ACTUACIÓN DE LA JUSTICIA

La resolución de otorgar la libertad a los principales involucrados en las causas de estafa en Venado Tuerto, es otro golpe a la credibilidad de la justicia en nuestra ciudad.

No se condice que semejante nivel de delitos imputados amerite la libertad provisional otorgada a los autores de delitos, cuya gravedad exigían otro nivel de decisiones.

Lo que resulta incongruente es que para otros delitos de menores volúmenes de lesiones jurídicas, la justicia aplicó la prisión preventiva, y para estos delitos de una magnitud mayor, permitió la excarcelación.

La reciente reforma al Código Procesal Penal de la provincia de Santa Fe, la cual he impulsado como senador, modificó aspectos como las medidas cautelares en el proceso para que los jueces tengan las herramientas legales para poder ampliar los supuestos de aplicación de la prisión preventiva.

Por ello, resulta irritante que ante esta causa que exige tomar todas las medidas de protección se actúe con la liviandad que adoptó el Juez Benjamín Révori.

Pero más allá de los aspectos legales y procesales, lo que más preocupación nos genera es ver cómo día a día se va derrumbando la confianza de la sociedad en la justicia y la degradación en el respeto que los ciudadanos tienen por los jueces.

Por último, merece ser destacado el trabajo de investigación realizado por el Ministerio Público de la Acusación y en especial por el Fiscal Matías Merlo y la Secretaría de Gestión Pública del Ministerio de Justicia de la provincia de Santa Fe, a cargo del Dr. Matías Figueroa, que llevaron a los estrados de la Justicia la causa con gran cantidad de evidencia.