EL MUNICIPIO PREPARA PLAN DE CONTINGENCIA ANTE LA SITUACIÓN SOCIAL

El intendente José Freyre informó que en el transcurso del fin de semana realizó reuniones con funcionarios de distintas áreas con el objetivo de preparar un plan de contingencia ante la crítica situación social, dado que municipios y comunas son los primeros organismos del Estado que atienden a los vecinos.

Según señaló Freyre, la primera medida fue plantear al Gabinete la reestructuración del Presupuesto: “En el Municipio, en los últimos tiempos crece la demanda social y bajan los ingresos, producto de esta crisis que se acentúa, y en lo particular afrontando los incrementos paritarios en los haberes del personal, que implica un aumento salarial del 18 por ciento, más una cláusula gatillo acorde a la inflación. Esto nos obliga a un replanteo presupuestario y le solicité a las áreas que presenten las prioridades de acá hasta fin de año, de forma tal de optimizar los recursos que dispongamos”, detalló.

“Además estamos viendo con qué contaremos y hacia dónde orientamos el Presupuesto 2019, en un momento en el que resulta muy difícil hacer previsiones o plantear proyectos”, admitió. En este marco, desde la Municipalidad se empiezan a tomar medidas concretas, tales como reforzar la institucionalidad. “En otras épocas críticas pudimos capear las crisis a través del armado de mesas de trabajo de consenso, donde marcamos las prioridades. Así lo hicimos en 2001 durante la gestión de Roberto Scott; en ese momento estaba en Acción Social, así que fui partícipe activo de gestiones que se realizaban entre el Ejecutivo, Concejo y entidades intermedias. Luego lo repetimos en 2008 y 2009, y ahora estamos trabajando en el mismo sentido”, precisó.

Según adelantó Freyre, las primeras acciones las tendrá a cargo la cartera de Acción Social, convocando al Consejo Consultivo Social, sobre todo para reforzar las cuestiones alimentarias y sanitarias.

“En forma paralela convocamos a las cámaras empresariales y sindicatos con el objeto de diseñar un observatorio para monitorear la cuestión del empleo y la producción, y preparar estrategias de contención. También iremos llamando a entidades intermedias y los principales dirigentes políticos locales, las pastorales y la Iglesia Católica, para conformar una mesa de trabajo y generar medidas preventivas. Creemos que, con tiempo y organizados, podremos afrontar la crisis en mejores condiciones”, evaluó Freyre.



Servicios y obra pública

Posteriormente el intendente admitió que el panorama es complejo y ya se percibe en los sectores de trabajo informal, donde los que vivían de changas o trabajos tercerizados, vieron disminuir sus ingresos.

“El cuentapropismo también disminuyó sus ingresos y lo vimos en el Observatorio del Centro Comercial con una caída promedio del 30 por ciento de la actividad. De hecho, en 2017 hubo 167 comercios que cerraron sus puertas. Los sindicatos y las empresas dan un relevamiento de 140 despidos en los últimos meses, de los cuales algunos eran empleados con poca antigüedad, pero otros con muchos años de trabajo en el lugar”, subrayó.

“Desde la Municipalidad adoptamos medidas internas para achicar el gasto administrativo, sin afectar los servicios esenciales y la obra pública. Pero tenemos que seguir ajustando nuestro presupuesto y poner énfasis no solo en la asistencia, sino en la promoción de pequeños emprendimientos, formación de oficios y en las políticas alimentarias y sanitarias”, concluyó Freyre.



FUENTE: DIARIO EL INFORME