EL MUNICIPIO INSTALARÁ CUATRO NUEVAS BOMBAS PARA MEJORAR EL SERVICIO DE RIEGO


Incorporación de equipos para dar respuesta al reclamo de los vecinos.
El Gobierno de Venado Tuerto está trabajando en la instalación de cuatro nuevas bombas de riego para reforzar la prestación y aumentar la frecuencia de los recorridos en los barrios de la ciudad, dándole respuesta a la comunidad por los frecuentes reclamos ante el deficiente funcionamiento del sistema.
“A lo largo de estos primeros meses de gestión, uno de los reclamos más importantes que hemos tenido ha sido por las deficiencias en el servicio de riego, que es algo que compartimos y entendemos, y sabemos que también fue uno de los grandes problemas de la administración anterior”, reseñó el jefe de Gabinete, Diego Milardovich.
En este contexto planteó que, por un lado, “hay una deficiencia estructural desde el punto de vista de los equipos con que contamos, que son muy antiguos y en un estado de mantenimiento muy precario, y por otro lado se pierde mucho tiempo en la recarga por los circuitos de riego que están diseñados. Lo que vimos es que la mayor parte del tiempo que un regador está en servicio lo pierde en el recorrido para ir a cargar a una bomba que le queda muy lejos”.
Milardovich explicó que para revertir este cuadro de situación se decidió “reparar integralmente los regadores, porque la situación económica no nos permite comprar equipos nuevos, y también alquilamos tractores para poder regar con máquinas que están en mejor estado. Al mismo tiempo, ahora vamos a incorporar cuatro bombas nuevas en los circuitos de riego para que se reduzcan considerablemente los tiempos de recarga, haciendo el servicio más eficiente”.
El jefe de Gabinete destacó que la gestión de Leonel Chiarella, interpreta que “este es el momento de armar un esquema de riego mucho más eficiente, no en la medida que pretendemos, pero sí en la medida de lo que podemos. En esto radica esta decisión de hacer una fuerte inversión en el sistema de riego”.
Optimización del sistema
Según informó el titular de la Subsecretaría de Servicios Públicos, Sebastián Rosati, “con el afán de mejorar el circuito de riego colocaremos cuatro bombas en distintos puntos de la ciudad. Esas bombas además de mejorar el servicio en esos puntos, por una cuestión de logística, también permitirán optimizar el uso de las ya existentes. De esta forma vamos a poder aumentar la frecuencia del servicio en cada barrio”.
Los equipos estarán ubicados en sectores estratégicos de la ciudad y la obra incluye la colocación de las bombas (de 7,5 HP de potencia) y toda la instalación eléctrica y cañería respectiva para hacer la carga a los camiones regadores.
Rosati reconoció que el tema del riego es una de las principales falencias de la administración municipal, por dos grandes problemáticas, “la reparación de la maquinaria, en la cual ya estamos trabajando intensamente, y por otro lado los circuitos de riego. Con estos equipos nuevos vamos a mejorar el riego donde no teníamos bombas, y al mismo tiempo aliviar las bombas existentes, permitiendo aumentar la frecuencia de riego en cada barrio”.
En la actualidad hay ocho bombas trabajando, ubicadas en los barrios Rivadavia, Ciudad Nueva, Malvinas Argentinas, San Vicente, Villa Casey, Santa Rosa, Iturbide y Victoria.