Después de los anuncios, el mercado anticipó un jueves muy complicado para dólar, Bolsa y bonos


La respuesta del mercado en el día después, se puede buscar en lo que sucedió luego de las 15.00 cuando cerró la plaza cambiaria mayorista. El dólar había cerrado a $58,10, muy cerca del máximo de $58,30, es decir había aumentado $1,70 (+3%) a pesar de que entre el Banco Central y el Tesoro habían vendido USD 427 millones que representaron 55% del monto de negocios de la plaza. Los compradores absorbieron esa cifra sin grandes esfuerzos. La demanda de dólares estuvo siempre sostenida.

En bancos y casas de cambio, el dólar subió $1,51 a $60,17. La divisa norteamericana en 48 horas aumentó 5,01%, un porcentaje similar a lo que rinde un plazo fijo en un mes. Y si se toma lo que va de agosto, el dólar acumula una ganancia de 33,70%. No quedaron dudas de que la recuperación del dólar atrasado fue contundente.

infobae.com