CON "ESPACIOS CUIDADOS" EL MUNICIPIO PROYECTA EL REGRESO A LOS SITIOS PÚBLICOS EN LA “NUEVA NORMALIDAD”


La propuesta contemplará la adaptación de plazas, calles recreativas, circuitos y bares. Será clave el compromiso de los ciudadanos para disfrutar de estos espacios.

La cuarentena ha cambiado la forma de las relaciones sociales y a su vez plantea el desafío de repensar la ciudad, en particular ante lo que será el progresivo regreso a espacios públicos y bares, bajo los códigos de la “nueva normalidad” derivada de la pandemia.

A la espera de una flexibilización de las actividades, distintas áreas municipales vienen trabajando desde hace tiempo en la reorganización y planificación de los nuevos usos del espacio público.

● El retorno ordenado a las plazas

Con la pandemia, el espacio público se resignifica, porque pasó a ser -en la percepción- un lugar inseguro a uno más seguro que un espacio cerrado. Y el Estado debe acompañar ese movimiento con presencia y planificación”, aseguró Miriam Carbajal, secretaria de Territorialidad y Desarrollo Cultural, una de las áreas municipales que tendrá rol protagónico.

Entre las ideas, en diez plazas de la ciudad seleccionadas con un criterio territorial estratégico, el municipio habilitará puntos de Contacto Amigable, donde se repartirán insumos como barbijo y alcohol y se promoverán acciones de higiene y seguridad en el contexto de la “nueva normalidad”, como el distanciamiento social.

Además, los espacios se sectorizarán en cuadrantes, con “burbujas familiares” e “islas de juegos” que obligarán a poner en marcha una logística con fuerte acento en los recursos humanos, en la promoción de actividades lúdicas y recreativas. También los artistas sumarán su aporte en la concientización.

Otra propuesta es habilitar “calles recreativas”, favoreciendo la peatonalización y el goce de las “zonas calmas”. Y habrá circuitos específicos para ciclistas o runners, con delimitaciones que eviten la confluencia espacial de actividades.

“Debemos generar una trama de responsabilidades donde podamos hacer un uso racional del espacio y conformar vínculos de cuidado. Por eso habrá una apelación al compromiso ciudadano, más allá de las acciones de control y presencia amigable que hagamos desde el municipio”, completó Carabajal.

● Los bares en la nueva normalidad

Por la época primaveral, vendrán días de temperaturas más amigables para disfrutar de las noches. Por eso se pondrá en marcha una minicampaña que promueva el "salir a comer afuera" como una alternativa más segura. Esta propuesta que irá sumando distintos puntos gastronómicos de la ciudad, contará con el apoyo municipal para hacer uso de veredas y calles a los bares con la intención de evitar concentración de personas en espacios cerrados.