CON APROBACION DEL CONCEJO LAS 64 VIVIENDAS SE PODRAN CONVERTIR EN 85

En plenario de concejales fue aprobado por unanimidad un proyecto de Ordenanza presentado por el concejal Pablo Rada, que autoriza a la provincia a prorrogar el plazo del inicio de construcción de viviendas sociales en terrenos cedidos por el municipio a la provincia, a la vez que invita a usar todos los predios donados que conforman una sola unidad, lo que permitiría abrir nuevas calles e incrementar la cantidad de viviendas a construir. La norma también propone la incorporación de un cupo para empleados municipales y trabajadores informales.
“El objetivo de esta ordenanza es optimizar el uso de tierras oportunamente donadas en 2017 a la provincia para la construcción de viviendas sociales. Eran dos fracciones y la provincia debía realizar la apertura de calles. Es una superficie que a nuestro entender permitía la construcción de por lo menos 85 casas, pero por decisión de la anterior gestión se proyectaron y licitaron 64 unidades. En los últimos meses del año pasado el gobierno del FPCyS concretó el llamado y adjudicación de obra pero nunca se inició la construcción ya que no se le pagó a la empresa el anticipo financiero, que sorpresivamente no estaba incluido en el pliego licitatorio, para que hicieran las mensuras y empezaran los trámites administrativos”, detalló Rada.
Señalando a continuación que “esta ordenanza vencía en el mes de agosto 2020 y de no iniciar las tareas en ese plazo, los lotes volverían a su propietario original, es decir el municipio. En consecuencia, a través de la nueva Ordenanza debatida en plenario y aprobada por unanimidad, prorrogamos la relación contractual con la provincia por un año y les decimos que se modifique el proyecto no concretado, que se usen todas las tierras donadas y optimice el uso de la tierra disponible, atento a la alta demanda que existe en esta ciudad de este tipo de planes habitacionales”.