Algunos comercios remarcaron 20% los precios

A raíz de la fuerte devaluación del dólar en las últimas horas, los comercios empezaron a remarcar sus precios e incluso en algunos locales se observaron vidrieras con la leyenda "todo tiene un aumento del 20%", mientras algunas empresas alimenticias dejaron de entregar productos como harina y aceite, por lo que algunos analistas económicos apuntan que se va a dar un incremento "fuerte y directo", mientras otros hablan de que el alza será "de a poco pero sin pausa" y de "conductas anticipatorias" por parte de los empresarios.

En este último grupo se encuentra Fabio Rodríguez, de la consultora M&R Asociados, quien sostuvo en diálogo con DIARIO POPULAR que "muchos sectores empiezan a decir 'me quedo con la mercadería porque no sé a qué valor lo voy a reponer', lo que genera más nerviosismo", mientras que Damián Di Pace, titular de la consultora Focus Market, reveló a este medio que "no hay justificación para que ocurra un desabastecimiento" e Isaac Rudnik, director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), le dijo a este diario que es "una posibilidad transitoria, hasta que se conozca el techo de la devaluación".

Es que tras el incremento de 12 pesos en la moneda norteamericana, es decir un 25% tras el resultado de las PASO, muchas empresas pusieron los precios en revisión y alteraron la actividad comercial. Si bien los principales proveedores de supermercados aclararon que no modificarán importes de productos que ya enviaron, estiman una remarcación de entre 5% y 10% para los que tienen que entregar en los próximos días.

Los fabricantes de electrodomésticos, en tanto, frenaron las entregas y se tomarán dos o tres días para evaluar los nuevos precios, mientras los productores de harina y aceite están en el centro de todas las miradas. Incluso, tras casi dos días de operaciones suspendidas por "falta de precio", la automotriz General Motors incrementó 23% los precios de los modelos Chevrolet que entrega a su red de concesionarias como "consecuencia de la variación cambiaria", actitud que en las próximas horas seguirían las principales marcas.

A eso debe sumarse un posible incremento de los combustibles, ya que las petroleras aparecen como las más afectadas por los movimientos del dólar, lo que ocasionaría un traslado en la cadena de precios.

Fuente Diario Popular