ACTITUDES IRRESPONSABLES QUE NOS PONEN EN RIESGO A TODOS



En la madrugada del sábado se produjo un siniestro en la intersección de Juan B. Alberdi y Runciman, y a consecuencia del mismo un integrante de la Guardia Urbana Preventiva (GUP) tuvo que ser hospitalizado a causa de las heridas recibidas tras ser colisionado mientras realizaba el recorrido en el móvil oficial.

El hecho se registró a las 4.44, donde un joven que circulaba en un auto a gran velocidad, y que ya había repetido la maniobra con anterioridad, colisionó contra un móvil de la GUP (una pickup Ranger), quien en ese lugar tenía prioridad de paso, impactando del lado del conductor, a quien le ocasionó lesiones de distinta gravedad. Mientras las ambulancias atendían a las personas lesionadas y eran derivadas al nosocomio local, el conductor se retiró del lugar caminando, dejando el automóvil abandonado.

El agente del móvil de la GUP fue hospitalizado, ya que sufrió un traumatismo en el hombro, en tanto que su acompañante sufrió lesiones leves. Lo llamativo del caso es que el conductor del otro vehículo se fue del lugar, posiblemente para evitar algún control de alcoholemia, que en estos casos se realizan de manera rutinaria.