A quiénes apunta el pedido de emergencia alimentaria


La polémica por la declaración de la emergencia alimentaria que reclama la oposición al Ejecutivo, que podría debatirse en el Congreso la semana próxima, no sólo se vincula a la necesidad de los más vulnerables por el alza inflacionaria: hay en el medio un planteamiento de las organizaciones sociales y algunos sindicatos, no solo a la actual administración, sino también hacia las corporaciones industriales y a los formadores de precios de cara al debate que se viene para un futuro gobierno donde la puja distributiva -aunque cambie de signo del Ejecutivo- no hará más que incrementarse por el tamaño de la crisis.

En ocasión del levantamiento del acampe sobre la avenida 9 de julio que llevaron a cabo distintos grupos de desocupados, un dirigente envío un mensaje al candidato triunfador en las PASO: "No estamos de acuerdo como dice Alberto Fernández que está bien el dólar a $60". Para el gobierno, que califica de "extorsiva" la movilización ya que asegura que detrás de la emergencia alimentaria se esconde un pedido por más planes sociales, la marcha también muestra un aviso al futuro gobierno sobre el poder de movilización de las agrupaciones. En un eventual mandato de Alberto Fernández, ya no habría lugar para el supuesto Ministerio de la Economía Popular que le habrían prometido al líder de la CTEP, Juan Grabois.

Tanto el gobierno como la oposición, no obstante, admiten que la existencia de las organizaciones sociales en la práctica funcionaría como un "dique de contención" al reclamo de los más vulnerables. "Esto no es 2001 porque hay planes sociales y podemos reforzar las raciones de los comedores", reconoció en las últimas horas un funcionario de Jefatura de Gabinete.

POPULAR.COM.AR