A LOS SOCIOS DE LA CEVT

La CEVT, en su deber de información a los socios, quiere alertar sobre la delicada situación que está atravesando la Institución producto de los avatares políticos y económicos.
De público conocimiento es que el exorbitante aumento de tarifas impactó sobre los bolsillos de los asociados, pero esta medida, ajena a la CEVT, generó una sucesión de oportunismos políticos que culminaron con el actual desfinanciamiento de la CEVT.
Las medidas judiciales, y la demagogia política, han logrado que la prestación del servicio, ante la realidad energética que nos toca vivir,se vea seriamente comprometida.
Se han paralizado obras, no se está cumpliendo con los pagos y obligaciones económicas contraídas, incluido el incumplimiento de pago de la masa salarial,endeudándose cada vez más en la prestación del servicio, dado que no somos generadores, sino distribuidores de energía eléctrica.
A ello se le suma el cierre de la planta de Industrias SECCO, que no sólo dejó a doce personas desocupadas y en la calle, sino que ya no generará más energía.
Así pues, deslindamos todo tipo de responsabilidad en cuanto a la calidad de la prestación del servicio. Habrá una ciudad en penumbras, y nos tendremos que acostumbrar a tener unservicio energético malo, que enlugar de beneficiar se convertirá en la pesadilla de los usuarios. En este contexto pedimos disculpas a los socios por el futuro que nos espera,aclarando que esta situación no es culpa de la CEVT sino de la inmadurez política que estrelló a la Entidad a vivir un caos financiero nunca antes vivido.